Colocar hielo en el agua ayuda a mantenerla fresca durante más tiempo. Foto: Narices Frías.

Colocar hielo en el agua ayuda a mantenerla fresca durante más tiempo. Foto: Narices Frías.

¿Puedo darle hielo a mi mascota?

Redacción Narices Frías (I)

En días muy calurosos, las mascotas necesitan agua y un lugar para cubrirse del sol. Unos cuantos cubos de hielo también pueden ayudar a refrescarlos, aunque no es buena idea dejarlos siempre a su disposición.


El hielo es agua congelada, por lo que no tiene ningún efecto negativo en la salud de las mascotas, según el American Kennel Club. “Los cubos pueden ayudar a hidratar y pueden también disminuir la velocidad de ingesta de agua”, señala el sitio.


Sin embargo, existen algunas precauciones que no está demás tomar. La primera es el riesgo de dañar los dientes de los perros. Este problema se soluciona dando a los animales cubos pequeños o trozos de hielo, explica el portal PetMD de medicina veterinaria.

Otra preocupación es la hinchazón que ocurre cuando los perros toman agua o comen muy rápido. En estos casos el aire se acumula en el estómago y se puede generar una torsión gastrica, muy peligrosa para el bienestar de los animales. Sin embargo, según el sitio Vetstreet, este problema no ha sido relacionado al consumo de hielo.

Por otro lado, los perros que sufren de un golpe de calor no deben comer hielo para recuperar su temperatura. Al contrario, recomienda el médico veterinario Andrés Araujo, hay que darle agua fresca poco a poco para que se recupere.