19 de febrero de 2018 08:22

Estreno olímpico: snowboarders desafían a la gravedad en el big air

La austriaca Anna Gasser compite durante la calificación del evento de snowboard de mujeres en el Alpensia Ski Jumping Center durante los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018 el 19 de febrero de 2018. Foto: AFP

La austriaca Anna Gasser compite durante la calificación del evento de snowboard de mujeres en el Alpensia Ski Jumping Center durante los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018 el 19 de febrero de 2018. Fotos: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Agencia DPA
Pyeongchang (Corea del Sur)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Modernidad frente a tradición. El estreno olímpico del estratosférico big air se produjo hoy (19 de febrero del 2018) justo enfrente del trampolín de saltos de esquí y ofreció una idea de hacia dónde se dirigen los Juegos.

Con una mejor valoración de 98 puntos, la austríaca Anna Gasser fue la mejor en la clasificación femenina y confirmó su favoritismo para la gran final del viernes. Como lo describe el diario USA Today, el big air es una prueba exactamente como suena:"big" (grande).

La nueva modalidad olímpica consiste en lanzarse por un tobogán de 49 metros, encarar una rampa de casi cinco metros de altura, salir volando unos 30 metros mientras se hacen piruetas en el cielo y, en el mejor de los casos, aterrizar correctamente sobre la tabla, porque las caídas forman parte del día a día.


Entre los "trucos" que destacan en esta adrenalínica prueba está el llamado "triple corcho", que consiste en dar tres giros sobre sí mismo fuera de eje. Esta acrobacia está reservada principalmente a los hombres, que son incluso capaces de aterrizar tras un "cuádruple corcho", algo que logró el noruego Marcus Kleveland por primera vez en los X Games del año pasado.

Junto al escandinavo, los canadienses Mark McMorris y Max Parrot cuentan entre los favoritos para la final másculina del sábado. McMorris ya ganó una medalla de bronce en el slopestyle apenas 11 meses después de estrellarse contra un árbol y romperse 17 huesos. Parrot, en tanto, ganó la plata en la misma competencia.

La japonesa Reira Iwabuchi compite durante la calificación del evento de snowboard de mujeres en el Alpensia Ski Jumping Center durante los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018 el 19 de febrero de 2018. Foto: AFP

La japonesa Reira Iwabuchi compite durante la calificación del evento de snowboard de mujeres en el Alpensia Ski Jumping Center durante los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018 el 19 de febrero de 2018.


El big air es una de las disciplinas nuevas en el programa olímpico junto al curling mixto y las competiciones por equipos en patinaje de velocidad y esquí alpino. Para su presentación, el tobogán ha sido ubicado en el centro geográfico de los Juegos, donde unos 3 000 espectadores pudieron ver hoy su estreno, y no en el alejado Phoenix Snow Park donde se disputan el resto de competencias de snowboard.

El big air es un espectáculo urbano. La pruebas de la Copa del Mundo tienen sede en Moscú, Milán o Pekín. Es la forma en la que la Federación Internacional de Esquí quiere introducirse en las ciudades. Ahora hace su presentación en los Juegos.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)