1 de febrero de 2017 00:00

Hernán Lino definirá su futuro después del Sudamericano Sub 20

Hernán Lino  es una de las figuras de Ecuador en el Sub 20. Foto: Rodrigo Buendía/ AFP

Hernán Lino es una de las figuras de Ecuador en el Sub 20. Foto: Rodrigo Buendía/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 13
Redacción Guayaquil

Hernán Lino causa sensación en el Su­damericano Sub 20. Anotó el gol de la clasificación para la segunda fase del torneo, ante Paraguay, y provocó los dos penales con los que Ecuador igualó ante Brasil, en el último juego.

Su velocidad y habilidad hicieron que se adueñara de la titularidad en el torneo juvenil, donde se inició siendo suplente. El jugador, de 19 años, se sumó al proceso del estratega Javier Rodríguez, el año pasado.

A pesar de su participación en el torneo, el futuro del jugador es incierto. Su contrato con Barcelona terminará el próximo 24 de febrero y, hasta el momento, no ha cerrado una extensión del vínculo y tampoco ha tenido acercamientos concretos con otros clubes.

Según Juan Carlos Paladines, representante del jugador, el tema con los canarios “está descartado”, debido a las fallidas negociaciones del año pasado, en las que se generó una polémica por las supuestas as­piraciones económicas del atacante oriundo de Los Ríos.

A decir del agente, Lino busca un equipo que le ofrezca la posibilidad de jugar. “Quiere tener minutos, ser regular”, dijo. El año pasado, se especuló del supuesto interés de un equipo brasileño.

En Barcelona tienen claro que el jugador no continuará en sus filas. Según el gerente deportivo, Jimmy Montanero, el atacante tomó el año pasado la decisión de irse, cuando se realizaban las negociaciones para su renovación.

“Lamentablemente, el delantero no quiso firmar con nosotros. Tuvimos la intención de que se quedara, lo visitamos en su casa y hablamos con sus padres, pero no podemos garantizarle titularidad, eso depende de sus condiciones”, dijo el directivo.
Lino vive en la calle Simón Bolívar, en el sur de Babahoyo, junto con sus padres y su hermano menor. Además, tiene otros cinco hermanos, que regularmente lo visitan en la casa de construcción mixta.

Con Barcelona, Lino jugó 20 partidos en la primera categoría, entre 2015 y 2016. El año pasado, con la llegada de Jonatan Álvez y la derogación de la ley que imponía a un juvenil en cancha durante 45 minutos, tuvo menos espacio en el equipo de Guillermo Almada.

El jugador evita el tema. Dice que los detalles sobre su futuro los dará después del sudamericano, en una rueda de prensa. “No quiero decir nada sin mi representante al lado. Por ahora quiero concentrarme en la Selección”, dijo.

Recuerda que ante la falta de una vivienda en Guayaquil, en ocasiones tenía que viajar desde Babahoyo. Para llegar a tiempo a las prácticas en el Monumental, debía despertarse a las 04:30 y tomar un bus interprovincial y luego un taxi.

Jefferson Montero es su motivador personal. El delantero del Swansea galés le escribe al Whatsapp regularmente, para darle ánimos, también le da algunos de sus ‘tips’ para que esquive a los defensas de los equipos contrarios.

Lino quiere ser como ‘Jeff’ y sostiene que es uno de sus modelos. Aunque juegan en posiciones distintas, ambos nacieron en la misma provincia y se sienten identificados y se han convertido en amigos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)