Las dietas de ellas son vigiladas

Las beneficios de comer sano
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Paola Gavilanes y Fabián 
Maisanche  (D)
deportes@elcomercio.com

Entre 2 500 y 3 000 calorías al día consumen las futbolistas de las 10 selecciones que compiten en la Copa América que se realiza en el país.

Esa cantidad supera a las 1 500 y 2 000 que requiere la mayoría de personas. La cifra no es exacta, pues según Ximena Choy, preparadora física del combinado peruano, la ingesta de calorías depende de la edad, talla y desgaste físico que tenga una jugadora.

Es por ello que cada una de las futbolistas posee una tabla con la cantidad de alimentos, distribuidos en proteínas, carbohidratos y grasas, que deben consumir en su día a día.

Gabriela Moreno, deportóloga, indica que la distribución adecuada es: 60% de carbohidratos, 20% de proteína y 20% de grasas, repartidas en las tres comidas del día.

A pesar de estar lejos de casa, Choy ha tratado de cumplir con las tablas elaboradas por la nutricionista de la Selección. En Riobamba, en el desayuno del martes, las jugadoras consumieron dos huevos duros, cereal, pan, leche y fruta.

En el almuerzo tenían previsto ingerir alimentos con proteína (pollo, carne) para contribuir a la recuperación muscular. Perú enfrentó la noche del lunes al combinado Uruguayo y allí hubo desgaste.

La proteína también es parte esencial de la dieta de las venezolanas, al igual que los carbohidratos. Las futbolistas consumen estos últimos para obtener energía.

Eso sí, en Riobamba, donde se concentran, los comen con varias horas de antelación, pues William Pino, asistente de Kenneth Zseremeta, asegura que la digestión en ciudades altas (2 750 metros sobre el nivel del mar) se vuelve lenta.

Para mantener un equilibrio en la alimentación de las jugadoras, el cuerpo técnico adaptó su menú con la comida que les ofrecen en la hostería Bambú.

Los cuerpos técnico y médico están pendientes de los alimentos que consumen las deportistas. El cuidado de las jugadoras rige desde el día en que se concentran hasta cuando regresan a casa.

Uruguay y Colombia aprovechan las frutas

En el ‘lobby’ del hotel Ambato es común observar a las jugadoras de Colombia y Uruguay durante estos días. Las integrantes de las selecciones transitan por ese espacio para dirigirse a uno de los dos salones que tiene el hotel.

La DT uruguaya, Fabiana Manzolillo, encabeza la delegación y es la encargada de coordinar con el chef del hotel, Miguel Santamaría, los alimentos que se servirán sus dirigidas. La DT prefiere que ingieran lácteos, cereales, frutas y jugo de naranja en la mañana. Al mediodía solicita que se alimenten con carbohidratos y proteínas.

Para Mario Janes, PF de Colombia, las frutas son un plus por sus vitaminas y minerales”. Dichos alimentos no escasean en las concentraciones del equipo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)