29 de agosto de 2014 00:00

Un equipo ecuatoriano de ciclismo no irá al Festival Panamericano azteca

De izq. a der. se entrenan Pedro Salazar,  David Villarreal y Carlos Quishpe y David Villavicencio, en el Velódromo de Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

De izq. a der. se entrenan Pedro Salazar, David Villarreal y Carlos Quishpe y David Villavicencio, en el Velódromo de Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Carlos Rojas Acevedo. Redactor rojasc@elcomercio.com)

El equipo de persecución, que ayer pasó un chequeo en el velódromo de Quito, no viajará al Festival Deportivo Panamericano de México donde se disputarán cupos para los Juegos Panamericanos del 2015. Así lo confirmó ayer 28 de agosto Oswaldo Hidalgo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Ciclismo.

Sin conocer las disposiciones dirigenciales, los deportistas Carlos Quishpe, Pedro Salazar, David Villavicencio y David Villarreal llegaron ayer en la mañana a la pista, en el sector de La Vicentina, para rendir un examen de 4 km en la persecución por equipos.

En esa modalidad, Ecuador tenía opciones de alcanzar un cupo para los Panamericanos, según Jorge Hernández, seleccionador de Pichincha. Por eso, el cubano quería que sus pupilos compitieran en México, desde la próxima semana.

Para demostrar que ellos tenían el nivel para disputar las plazas, el técnico organizó un chequeo con todos los requisitos de una prueba oficial.

El objetivo era correr en menos de 4,23 minutos, tiempo que les permitiría pelear una clasificación.

En esta modalidad, en las pruebas de pista que serán del 10 al 14 de septiembre, los seis primeros equipos obtendrán un lugar para Toronto 2015.

Ayer, los entrenadores preparaban los rodillos para el calentamiento, mientras los pedalistas se despojaban de sus calentadores para quedar en los ceñidos trajes de licra típicos de este deporte.

Al mismo tiempo, los técnicos y los mecánicos preparaban las bicicletas de competencia. Normalmente los entrenamientos se realizan con aros normales, pero las bicicletas son mejoradas con aros especiales, de carbono, para las pruebas.

Estos son aerodinámicos y permiten una mayor velocidad, explicó Agustín Lorenzo, entrenador cubano que trabaja para Pichincha.

Los cascos de carrera también son diferentes, más livianos, alargados, y sirven para proteger de la fuerza del viento.
El chequeo de ayer cumplió con todos los rituales previos a una prueba oficial, solo que hubo un solo equipo en la pista.

Los 4,21,76 minutos que duró la prueba fueron emotivos, con los técnicos gritando las indicaciones y los deportistas pedaleando con todas sus fuerzas, uno detrás de otro, sin darse ni un segundo de tregua.

Para alcanzar más velocidad y conseguir cubrir la distancia en el menor tiempo posible también hay estrategias. Por ejemplo, cada cierto número de vueltas los deportistas de cada equipo se relevan en el primer lugar. El que va primero va llevando al resto y es el que realiza el mayor esfuerzo.

Por eso es importante que los ciclistas sean parejos y sepan trabajar en equipo.

Después de ese exitoso chequeo, el equipo volvió a pedalear y logró 4:21,43 minutos.

Con esa marca, los entrenadores cubanos están convencidos que los chicos podrían correr en un tiempo cercano a los 4,12 minutos en el Festival de México, pues la prueba será en un velódromo techado y con piso de madera, que permite mayor velocidad.

El Presidente de la Federación confirmó que la selección que irá a México está conformada por nueve deportistas, en la que no estará el equipo de persecución. Quishpe, de 23 años, sí es parte de la selección y competirá individualmente.

Los participantes se presentarán el 3 de septiembre en la embajada mexicana para los trámites de visado. Ellos tienen previsto viajar el 7.

De la misma manera, Hidalgo aseguró que intentó inscribir al equipo de persecución, pero las inscripciones ya se habían cerrado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)