29 de mayo de 2017 13:08

18 000 corredores se preparan en la última semana para la UN 15K

Víctor Sigcha (izq.), Andrés Gaibor, Verónica Conrado, Juan Illicachi y Serafín Masqui se entrenaron ayer en la pista del parque La Carolina. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Víctor Sigcha (izq.), Andrés Gaibor, Verónica Conrado, Juan Illicachi y Serafín Masqui se entrenaron ayer en la pista del parque La Carolina. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Redacción Deportes

Conductores, oficinistas, secretarias, guardias de seguridad, ejecutivos... Son los atletas aficionados que se preparan en las mañanas y en las noches con el propósito de llegar en buenas condiciones a la Últimas-Noticias 15K.

La carrera más grande del país reunirá a 18 000 corredores en las calles de Quito, este domingo 4 de junio.

Se ejercitan antes o después de sus actividades laborares. Trotan en los parques La Carolina, Bicentenario, Las Cuadras y en sectores como Chimbacalle. Solos o acompañados, cumplen sus rutinas.

El parque La Carolina, en el norte de Quito, es uno de sus lugares favoritos. Ahí, llegan desde las 04:00 para correr al aire libre y mejorar sus tiempos. Al lugar, ayer arribaron Verónica Conrado, Víctor Sigcha, Andrés Gaibor, Juan Illicachi y Serafín Masqui.

A las 06:30, con los primeros rayos del sol, ya estaban en la Cruz del Papa. Los cinco trabajan en una empresa de catering (que distribuye alimentos) en el sector de Tababela, en el aeropuerto.

Algunos como Illicachi y Sigcha ya tienen experiencia. Ellos fueron los que animaron a sus compañeros de trabajo para aventurarse a la 15K.

No todos aceptaron entrenarse. Pero algunos vieron la petición como un desafío. “Es una oportunidad para mejorar nuestro estado físico, pero sobre todo para sentirse bien”, explicó el quiteño Gaibor, de 29 años, quien ayer se puso una chompa negra gruesa y una licra para sudar más en el trote.

Añadió que, con la práctica del atletismo, además puede conocer gente nueva y plantearse nuevos retos. “Ahora es una 15 K. Quién sabe y mañana me toque correr un trail”.

Illicachi tiene 28 años, uno menos que su compañero, pero es un experimentado en el asfalto. El domingo, correrá por décima ocasión la 15K.

Se involucró en la carrera cuando vino a Quito desde su natal Riobamba, en el 2007. Vino por su padre, quien residía en la ciudad. Consiguió un trabajo y se quedó.

Su afición por la 15K nació luego de ver los triunfos de Franklin Tenorio, ahora director de la pedestre. Entonces, siguió el ejemplo del exfondista. Quiere mejorar su registro del año pasado. Esperar cumplir los 15 kilómetros en 1 hora y 15 minutos. El año pasado cruzó la meta, en el estadio Olímpico Atahualpa, en 01:25.

A la quiteña Conrado, de 36 años, no le importa el tiempo. Solo quiere completar el trayecto. Empezó a prepararse desde hace un mes. Luego de su jornada de trabajo se ejercita con sus compañeros en el sector del aeropuerto. También acude al gimnasio para fortalecer los músculos.

Participó en la edición del 2010 cuando la 15K cumplió su edición 50. Desde entonces se había apartado del asfalto. Pero ahora quiere sentir nuevamente los aplausos y el aliento de la gente en las calles.

Conrado y los atletas podrán retirar los chips, desde el viernes, en la Feria de la carrera, en el Parque Bicentenario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)