Las flores son de colores diversos y hasta con efectos metalizados, individuales o en arreglos decorativos. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Las flores son de colores diversos y hasta con efectos metalizados, individuales o en arreglos decorativos. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Flores eternas son una alternativa para regalar a las madres

Yadira Trujillo Mina.
Redactora (I)

Las flores son un clásico entre los detalles que las madres reciben en su día especial. Las preferidas con las flores naturales, con el único inconveniente de que se marchitan y mueren en un tiempo determinado, por lo que hay que desecharlas cuando eso pasa.

Pero hay una alternativa para que los obsequios de este tipo perduren hasta por tres años como un recuerdo del Día de la Madre y, además, aporten con la decoración de la casa con su color y su belleza. Esto se puede lograr sin necesidad de recurrir a las flores artificiales.

Galería Ecuador cuenta con un ‘showroom’ de flores eternizadas y arreglos con estos elementos decorativos, ideales para regalar en el festejo del segundo domingo de mayo.

Estas flores naturales pasan por un proceso químico para que sean eternas. El proceso varía según el productor. Se trata de un procedimiento químico que se realiza en cada pétalo de la flor, para después unir nuevamente a la rosa, manualmente. Existen colores naturales y artificiales.

Rafael Santillán, gerente general de Flowerfest, explica que el proceso de preservación de las rosas consiste en reemplazar la savia existente en las flores, por una solución preservante que evita que la flor continúe su proceso natural de envejecimiento. “Se aplica este procedimiento para detener el proceso de maduración natural de la rosa”.

Entre las marcas que se especializan en este proceso están Bella Rosa, Rossana Carrasco y Eternal Fest. Los costos varían entre USD 3 y USD 38 según cada marca y si se trata de flores individuales o arreglos.

Galería Ecuador recomienda las flores eternizadas como una alternativa natural y fresca para dar color y contribuir con el diseño de la casa o la oficina.