23 de May de 2012 00:03

La presencia de Sucre se siente en la ciudad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 5

Un monumento del Mariscal Antonio José de Sucre se levanta en un costado de la plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico. El militar, también conocido como el ‘Vencedor de Pichincha’, sostiene con su mano izquierda una espada, símbolo de lucha. La figura está allí desde 1892, cerca de la iglesia, del convento y de un conjunto de casas coloniales.

Este es uno de los sitios de la ciudad que rinde homenaje al nombre y a la memoria del Mariscal, quien luchó en la Batalla de Pichincha (24 de mayo de 1822), con la cual quedó sellada la independencia del Ecuador.

Dos calles más hacia el norte, el nombre de Sucre reaparece e identifica a una vía estrecha que cruza unas seis cuadras. En algunos tramos es peatonal y está adoquinada.

Más hacia el oriente, en la intersección con la Montúfar, está la Unidad Educativa Municipal que lleva el nombre del Mariscal. Allí se educan 1 730 estudiantes en primaria y 1 200 en secundaria.

Para Kelly Pérez, de 10 años, Sucre es un héroe. “Él nos liberó de los españoles”. Lo que más valora es que nunca se rindió en las batallas que libró en diferentes localidades.

Su compañero Tomás Portilla, de 10 años, reconoce la valentía de pelear por un país que no fue el suyo (nació en Venezuela). “Él no tuvo temor”. Este ejemplo de solidaridad lo toma Melany Rosero, de 8 años, cuando cuida a su hermano de 5 años. “Soy solidaria con él y lo protejo. Así fue Antonio José de Sucre”.

[[OBJECT]]

Los tres alumnos guardan en su mente la figura del Mariscal como un hombre joven, con barba y siempre vistiendo un impecable uniforme militar.

En el mismo Centro Histórico, entre las calles Manabí, Guayaquil y Flores está el Teatro Nacional Sucre, que fue construido en 1883. Es uno de los íconos culturales de la capital. Se destaca por su programación regular y de alta calidad. Fue creado como un espacio para la ópera. En su reinauguración (2003), luego de haber sido restaurado se presentó la ópera de ‘Rigoletto’, de Verdi. Luego se han presentado grandes obras como ‘Carmen’ y la ópera de ‘Manuela y Bolívar’.

Por este escenario también han pasado grupos de teatro de la talla de Buffer du Nord, dirigido por Peter Brook; y de baile, como el del argentino Julio Boca.

Al teatro se lo identifica por su fachada de estilo neoclásico, con formas de templo griego. En el balcón del segundo piso está una figura de Sucre que sostiene a una mujer que simboliza la libertad.

Fuera del Centro Histórico, a 3 100 metros sobre el nivel del mar, está la Cima de La Libertad, lugar donde lucharon las tropas de Sucre contra las del Rey de España. En memoria de la gesta heroica se levantó el Templo de la Patria. En este sitio se exhiben armas y los cañones que usaron en la batalla. También los visitantes pueden apreciar los grandes murales, como el de Kingman, que recogen la historia del país.

Más hacia el sur, en la calle Teodoro Gómez de la Torre, se sitúa el Instituto Técnico Superior Sucre. Según el vicerrector, Édgar Codena, hace 52 años, cuando se fundó el plantel, se eligió el nombre del Mariscal por ser un personaje positivo para la educación. Para él, es un líder positivo, que inculca valores como la justicia, la igualdad, la valentía y la libertad.

Para Cristian Caicedo, de 17 años, el Mariscal es un ejemplo de perseverancia. “Fue un estratega que sabía cómo y cuándo actuar”. Ese pensamiento lo aplica a diario en sus estudios, quiere especializarse en electromedicina. Su estrategia es estudiar e investigar para conseguirlo.

Una de las avenidas más grandes y estratégicas de la capital también lleva el nombre del Mariscal Sucre. Enlaza al norte y al sur de la ciudad por el lado occidental. Nace en El Condado y llega hasta La Ecuatoriana, tiene 28,2 km de longitud y atraviesa 85 barrios.

Esta arteria es conocida por su movimiento comercial. Por allí circulan 370 buses cada día.

El nombre del Mariscal Sucre está presente en la cotidianidad de la ciudad, en calles, en plazas, en un teatro y en instituciones educativas, principalmente.

Sucre  en otro sitios

El aeropuerto    también lleva el nombre del Mariscal Sucre. La terminal fue inaugurada en 1960 y oficialmente tomó el nombre de este militar. En las últimas semanas se generó una polémica por la intención del Alcalde de cambiar de nombre al aeropuerto cuando se traslade a Tababela. Habrá un concurso en el cual la ciudadanía definirá si se mantiene el nombre.    

La Casa de Sucre  es un museo que  preserva los objetos y las memorias personales y militares del Mariscal y de su esposa.  Está ubicada en la Venezuela y
Sucre, en el Centro Histórico.

En memoria  de la Batalla del Pichincha se creó el  Colegio 24 de Mayo, ubicado en la Abascal y Granaderos, en el norte.  

El bulevar y la avenida  24 de Mayo  en el Centro Histórico también recogen la gesta heroica. El bulevar fue restaurado en diciembre pasado. Tiene cuatro plazas en donde se  desarrollan actos culturales y exposiciones.   

El Centro Cívico Cultural  Mariscal Sucre, en Chillogallo. Este lugar es donde pernoctó el Mariscal Antonio José de Sucre y sus tropas en la víspera de la Batalla del Pichincha. Se exhiben  objetos que pertenecieron a la familia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)