11 de September de 2012 23:58

El Toachi-Pilatón deja sus secuelas

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Segundo Pila, morador de la comunidad de La Palma, perdió 1 hectárea de su finca, por trabajos deficientes en una vía de acceso al proyecto Toachi-Pilatón.

La Palma, junto con las comu-nidades de Mirabad y Pampas Argentinas, son las poblaciones más cercanas a la represa Sarapullo, que forma parte de la futura central hidroeléctrica.

El proyecto se ubica a lo largo de los kilómetros 66 y 72 de la vía Alóag-Santo Domingo, al suroccidente de Quito.

Antes que comenzaran las obras en el Toachi-Pilatón, a las tres comunidades se podía acceder desde la vía Aloag-Santo Domingo por un camino de tercer orden.

[[OBJECT]]Este fue ampliado y mejorado por CWE, compañía china que construye el Toachi-Pilatón para tener un mejor acceso a uno de los frentes de trabajo.

Pero a la altura del kilómetro 2, donde está la finca de Segundo Pila, las nuevas cunetas de la vía fueron mal diseñadas.

Esto se evidenció en abril pasado cuando, producto de las constantes lluvias, el agua acumulada en las cunetas se filtró poco a poco a la finca de Pila y, en una noche de aguacero, causó que el terreno cediera hacia la quebrada.

Donde antes había hierba para su ganado y vegetación ahora solo se distingue un hueco de 10 metros de diámetro y 3 metros de profundidad donde yace una masa de tierra color marrón (ver fotografía principal).

Este es uno de al menos cuatro impactos negativos que hasta el momento ha generado la construcción en la zona de influencia.

En la misma vía, hacia la represa Sarapullo, Osvaldo Carrillo, morador de la zona, muestra una tubería de plástico gris que apenas aparece entre las malezas del lado izquierdo del camino. La tubería está parchada con varias vueltas de cinta adhesiva negra.

Carrillo cuenta que esta tubería forma parte de un sistema de agua que alimenta a las tres comunidades del sector, instalado por el Ministerio de la Vivienda.

Antes de que se ampliara la vía, las tuberías estaban enterradas, pero con la obra salieron a la superficie y no se las volvió a enterrar. Adicionalmente, varias tuberías se dañaron, por lo que fue necesario parcharlas con la cinta adhesiva negra, dice Carrillo.

“Ahora tenemos cortes de agua constantes y, cuando suceden, debemos buscar la fuga de la tubería en la vía para parcharla”.

Técnicos de Hidrotoapi, que pidieron la reserva, indicaron a este Diario que están gestionando, junto con la empresa pública Ecuador Estratégico, la instalación de un nuevo sistema de riego y agua potable. ¿Para cuándo estará listo? No podemos aún definir una fecha, dijeron los técnicos.

Añadieron que se ha pedido una evaluación del Municipio de Manuel Cornejo Astorga (Tandapi) para indemnizar los daños en la finca de Segundo Pila.

Mientras esto se resuelve, Daniel Gallegos, morador de Mirabad, cree que hay un tema más importante por resolver: la inseguridad. Señala que en los últimos meses, cuando empezaron a llegar contratistas, proveedores y obreros al Toachi-Pilatón, también llegaron los robos.

Cree que CWE y la fiscalizadora Hidrotoapi deberían contro-lar mejor a las personas y a los vehículos que transitan por las vías del proyecto y, además, gestionar la instalación de una Unidad de Policía Comunitaria (UPC).

Según Gallegos, nueve moradores fueron contratados como guardias de la comunidad el año pasado, pero fueron despedidos hace un mes y medio, con lo cual las poblaciones cercanas al proyecto se sienten desprotegidas.

En semanas pasadas, en una casa ubicada en Mirabad, donde habitan trabajadores chinos de la empresa CWE, se registró un robo por varios miles de dólares, cuenta María C., propietaria del inmueble (ver nota compartida).


CWE sufrió robo de USD 38 000

El jueves 30 de agosto pasado,   12 trabajadores chinos fueron  asaltados en su domicilio con pérdidas por cerca de USD 38 000.

El hecho se dio en una casa alquilada al personal extranjero en la comunidad de Mirabad, cerca de  la represa Sarapullo, en el proyecto Toachi-Pilatón.
Según María C., propietaria del inmueble, hacia las 22:30 de ese día  llegaron al lugar cerca de 10 individuos armados que doblegaron a un guardia privado que cuidaba  la propiedad.

De la casa sustrajeron dinero en efectivo, además de 13 computadoras y un televisor plasma.
Los asaltantes huyeron del lugar y lograron flanquear la caseta de  control instalada  por Hidrotoapi antes de la salida de la vía de Mirabad, que desemboca en la Alóag-Santo Domingo.

Para María C., el hecho aumentó la preocupación de las 300 familias de las comunidades cercanas al Toachi-Pilatón que ya han sufrido otros robos menores.
El incidente  se reportó  a la Policía de Tandapi, indicó el jefe de Recursos Humanos de la compañía china CWE, Huang Weimin,

Insistió en que pese a haber  contratado a una compañía de seguridad privada, se requiere mayor contingente de la Policía.

Técnicos de la empresa pública Celec Hidrotoapi, fiscalizadora del proyecto, indicaron que para mayor seguridad se está trabajando en las comunidades con  un sistema de intercomunicación.

Sin embargo, indicaron que la seguridad a las comunidades no es  función de la compañía, sino de la Policía Nacional y de  las autoridades gubernamentales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)