Octanaje de la gasolina limita oferta de vehículos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Alberto Araujo. Redactor

El mercado de vehículos en el Ecuador, específicamente de los importados y de alta gama, se ve restringido por la calidad de los combustibles del país.

Los modelos que tienen alta tecnología pueden sufrir graves daños en el motor y sus componentes por el nivel de octanaje y el contenido de impurezas como el azufre.

Pese a ello, hay compradores que adquieren estos autos, a los cuales deben modificar su software y hacerles mantenimientos más frecuentes para que puedan circular, lo cual encarece su precio.

Lo anterior sucede pese a los esfuerzos para mejorar la calidad de la gasolina. La de mayor octanaje en el país (súper de 92 octanos) ya registró una mejoría en el 2012, cuando además de subir dos octanos bajó su nivel de azufre.

Pero los importadores de estos vehículos de alta gama están preocupados por el anuncio del Gobierno, de permitir una variación en el octanaje de la gasolina durante el tiempo que demore la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas. En ese tiempo el octanaje de la gasolina súper puede regresar a los 90 octanos.

El técnico de la concesionaria Carrera Autos, Jorge Larco, explica que modelos de marcas Mercedes Benz, Audi o BMW, que vienen de EE.UU. y Europa, son los que más problemas ya han presentado por la calidad de la gasolina nacional.

Señala que debido a que vienen programados para una gasolina que bordea los 100 octanos, los motores deben ser recalibrados en el software de sus computadoras para poder soportar menor octanaje.

Pero pese a la reprogramación, los vehículos pierden potencia y deben recibir un mantenimiento más frecuente.

El octanaje es la capacidad antidetonante de la gasolina cuando el pistón se comprime en la cámara del cilindro. El mayor octanaje de la gasolina se refleja en una mayor eficiencia.

Larco dice que los vehículos de alta gama, que requieren gasolina más octanaje, exigen de sus usuarios el uso de aditivos, cuyo precio es de hasta USD 40 en cada llenado del tanque para mejorar el combustible y atenuar el deterioro del motor.

Además, estos autos necesitan mantenimientos más periódicos por el deterioro en las piezas del motor. Por ejemplo, cada 20 000 kilómetros (km) se tiene que limpiar los inyectores, mientras en condiciones normales la sugerencia es que sea cada 30 000, señala Larco.

Algo similar sucede con los sensores de oxígeno y catalizadores. En el primer caso el reemplazo se hace cada 70 000 km, pero en el país se cambia a los 25 000. En el segundo, el cambio es recomendable hacerlo cada 100 000 km, pero en el país aguantan máximo hasta 40 000 km, advierte Larco.

Pese a que algunos modelos pueden ser adaptados a las condiciones locales, hay otros que definitivamente no se pueden importar como BMW, Mercedes Benz y Porche con motores de alta compresión. "Esos autos ni siquiera llegan a sus 1 000 km y ya presentan problemas, no solo por el octanaje, sino por el nivel de azufre", indica.

Y estas limitaciones no solo se dan en automóviles de alta gama sino también en los de gama media.

El gerente de Mercadeo de Hyundai Ecuador, José Ávila, señala que los motores de inyección directa, de mayor rendimiento y menor consumo, denominados GDI, no pueden introducirse en el país por la calidad de la gasolina.

Advierte que no son solo para modelos de lujo sino para normales como el Accent.

"La fábrica en Corea está aún haciendo pruebas con la gasolina de aquí y aún no los libera", explicó Ávila, quien añade que este análisis ya lleva dos años.

El presidente de la Asociación Ecuatoriana Automotriz, Manuel Murtinho, coincide en que los motores de gama alta tienen problemas con el combustible nacional porque requieren de un octanaje mayor a los 95 octanos.

Pero opina que en motores de gama media no se presentan estos problemas.

No obstante, técnicos y comercializadores de autos han dicho que los motores podrían perder potencia y deteriorarse.

Mediante correo electrónico, General Motors del Ecuador, que maneja la marca Chevrolet, indicó que su portafolio de vehículos actual y el planificado a futuro no ha variado con base en el octanaje de los combustibles ecuatorianos.

"Trabajamos para que nuestros vehículos tengan un excelente desempeño, adaptándolos a las condiciones de combustible y según la geografía de nuestro país", señaló.

Sin embargo, en la tapa del tanque del modelo Chevrolet Sail se indica que no se debe poner gasolina menor a 87 octanos. ¿Estos modelos solo podrán usar gasolina súper cuando baje el octanaje? "La experiencia que se tiene con la calidad anterior de las gasolinas (81 y 90 octanos) no implicó daños en los motores", respondió Petroecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)