6 de abril de 2018 16:53

Estudiantes de la U. Salesiana realizaron una marcha por el equipo periodístico de diario EL COMERCIO secuestrado

Una marcha organizaron los estudiantes de la Universidad Salesiana, para exigir la liberación del equipo periodístico de diario EL COMERCIO secuestrado en Mataje. Foto: EL COMERCIO

Una marcha organizaron los estudiantes de la Universidad Salesiana, para exigir la liberación del equipo periodístico de diario EL COMERCIO secuestrado en Mataje. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción El Comercio
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pitos, carteles, globos y con la frase “¡Nos faltan tres libres, que vuelvan ya!”, estudiantes, docentes y autoridades de la Universidad Politécnica Salesiana realizaron una marcha de solidaridad por el equipo periodístico de diario EL COMERCIO, secuestrado en Mataje. La caminata partió desde el norte de Quito en la avenida 12 de Octubre, hasta la Plaza Grande, en el centro.

María del Carmen Ramírez, directora de Comunicación de la Universidad Politécnica Salesiana, dijo que la marcha fue organizada por los estudiantes, docentes y graduados de la Facultad de Comunicación Social. La manifestación se generó como una muestra de solidaridad por Javier Ortega, el periodista secuestrado, quien se formó en el centro de educación superior, al igual que Cristian Segarra y para defender el ejercicio de la profesión de los comunicadores.

Los estudiantes de la Universidad Salesiana portaron pancartas con el mensaje Nos faltan tres. La frase ha sido usada para exigir la liberación de los tres ecuatorianos, colaboradores de EL COMERCIO, que fueron secuestrados en Mataje. Foto: EL COMERCIO

Los estudiantes de la Universidad Salesiana portaron pancartas con el mensaje Nos faltan tres. La frase ha sido usada para exigir la liberación de los tres ecuatorianos, colaboradores de EL COMERCIO, que fueron secuestrados en Mataje. Foto: EL COMERCIO


“Esta marcha no la hacemos porque son nuestros graduados, la hacemos en defensa de la vida. Es un tema de solidarizarnos, porque nos afecta el que nuestros compañeros estén secuestrados, afecta no solo a los familiares sino a todo el país, no queremos que el dolor que hoy sufren las familias se repita de nuevo”, manifestó.

Las personas se sumaron a una marcha de la Universidad Salesiana, realizada como gesto de solidaridad para el equipo periodístico secuestrado de diario EL COMERCIO. Foto: EL COMERCIO

Las personas se sumaron a una marcha de la Universidad Salesiana, realizada como gesto de solidaridad para el equipo periodístico secuestrado de diario EL COMERCIO. Foto: EL COMERCIO


Isabel Paredes, docente universitaria, contó que Javier Ortega es una persona que demuestra su pasión por el periodismo y mucho compromiso con la carrera. La catedrática consideró que se debe dar protección del Estado y de la ciudadanía.

“Hay una serie de medidas que están determinadas a nivel internacional y que los estados no los cumplen, hay toda una medida de protección para el ejercicio periodístico que en este país no están reconocidas y no se ejercen. El periodista tiene la obligación de acceder a las zonas de riesgo por lo tanto el Estado debería proteger y salvaguardar la integridad de los periodistas”, manifestó.

La marcha de los estudiantes de la Universidad Salesiana llegó hasta la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico de Quito. Foto: EL COMERCIO

La marcha de los estudiantes de la Universidad Salesiana llegó hasta la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico de Quito. Foto: EL COMERCIO


Mientras transcurría la marcha, la gente se sumaba a la concentración. Alrededor de 1 000 estudiantes participaron de esta marcha. Su apoyo hacia al equipo de diario EL COMERCIO se vivía a cada paso, el pedido de liberación y respeto a la vida de los secuestrados se escuchaba durante el trayecto, mientras que los personas que iban en sus autos apoyaban la marcha haciendo sonar la bocina de sus vehículos.


“La verdad esta situación indigna bastante. Todo trabajo tiene mucho riesgo. Ser un periodista, un comunicador es demasiado difícil, estamos involucrados buscando noticias en lugares conflictivos y corremos riesgos. Todos anhelamos que nuestros compañeros sean liberados y que todo se solucione”, indicó Fernando Manotoa, estudiante de la carrera de Comunicación Social.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)