30 de July de 2010 00:00

Una carretera está por entregarse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

Quien llega a Manabí por el sureste, en el límite con Guayaquil, queda sorprendido por la carretera recién reconstruida.

La vía que sale desde Montecristi hacia La Cadena (cantón Paján de Manabí) está expedita para los viajeros. Este camino tiene 111, 78 kilómetros.Carlos Brito, un guardia de seguridad quien labora para una empresa en Manta, dice que todas las semanas viaja por esa carretera a Guayaquil.

Este manabita comenta que el cambio es notable en esa arteria. “Más de dos años sufrimos por el mal estado de la carretera, hoy para quienes circulamos frecuentemente experimentamos un gran cambio”, dice.

Los trabajos de reconstrucción de la vía fueron contratados por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) hace 14 meses.

La rehabilitación debió estar concluida en mayo de este año. Sin embargo, las empresas Hidalgo&Hidalgo y Herdoíza Crespo Construcciones SA, responsables de la obra, solicitaron 60 días más de prórroga para cumplir con los contratos.

La construcción de obras para la conducción de aguas lluvias a través de las alcantarillas retrasaron los respectivos cronogramas, manifestó Víctor Espinosa, jefe de Obras Públicas del Consejo Provincial de Manabí.

Según Espinosa, esta prórroga se aprovechó para que las contratistas ampliaran de dos a cuatro carriles los tramos desde el sitio Quimís hacia La Pila y la variante del paso lateral en Jipijapa.

El costo del contrato integral de la obra es de USD 50 541 000.

Ricardo Zambrano, gerente de proyectos macros del MTOP, aseguró que la obra está casi lista. “Hay que hacer trabajos técnicos en un tramo de seis kilómetros en la zona denominada la ‘curva de muerte’ a la altura del cantón Paján, en el sur de Manabí. Allí los técnicos de MTOP han detectado una zona con fallas geológicas”.

Sobre el mantenimiento de la vía, Zambrano dijo que el contrato estipula que las empresas a cargo de la reconstrucción deberán por cuatro años encargarse de mantener en buen estado la carretera reconstruida.

“No podemos hablar del cobro de peaje a los usuarios, si la situación lo amerita será el presidente de la República, Rafael Correa quien lo decida”, informó.

Las personas que viven en las zonas de influencia de la vía aspiran que la carretera no quede descuidada.

Por ejemplo, Juliana Santana tiene un puesto de venta de artesanías en el sitio La Pila de Montecristi. Los 3 000 habitantes del sector viven de esa actividad. Hace dos años apenas se vendía entre USD 10 a 15. Desde junio de este año las ventas subieron hasta los USD 150 al día, refiere.

Las ventas de las tradicionales tortillas de maíz en la zona de Sancán también se incrementaron. Los turistas llegan con más frecuencia, se bajan de sus vehículos y piden tortillas con un taza de café y luego se van. En un día bueno se vende hasta USD 100, manifiesta Joel Piloso, un comerciante del lugar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)