14 de abril de 2016 12:23

Dos deslizamientos se registran en el Austro

En Cuenca también se registró un deslizamiento de magnitud en el sector de Santísima Trinidad-Racar Foto: Cortesía Gobierno Provincial de Azuay. Deslizamiento registrado en el sector de Racar, Cuenca

En Cuenca también se registró un deslizamiento de magnitud en el sector de Santísima Trinidad-Racar Foto: Cortesía Gobierno Provincial de Azuay. Deslizamiento registrado en el sector de Racar, Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Lineida Castillo

Un derrumbe de magnitud en el sector de La Chorrera, perteneciente a la parroquia lojana de Santiago, en el sur del Ecuador, mantiene cerrado parcialmente el paso vehicular por la vía principal Loja-Cuenca. Las persistentes lluvias de la madrugada de este 14 de abril del 2016 ocasionaron este problema.

El deslizamiento está ubicado a unos 20 minutos de Loja. Allí, hay maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas realizando la evacuación y limpieza de los escombros. La Secretaría de Gestión de Riesgos coordina estos trabajos y se prevé que hasta la tarde esté habilitado un carril.

En las primeras horas de la mañana, algunos buses interprovinciales que tenían su ruta hacia Cuenca tuvieron que regresar al terminal terrestre, pero más tarde buscaron accesos alternos. El servicio no se ha suspendido. Se prevé que mañana viernes 15 de abril concluyan las tareas de limpieza.

Entretanto, en la capital azuaya también se registra un deslizamiento de magnitud en el sector de Santísima Trinidad-Racar, a 15 minutos de la ciudad. Si bien en los dos últimos días el sol es intenso y no ha llovido, hay acumulación de agua de las lluvias anteriores, lo que provocó el rompimiento de una tubería de agua potable y el posterior deslizamiento.

Hay más de tres viviendas en riesgo de colapsar por la acumulación de los escombros. De acuerdo con la inspección técnica, el deslizamiento tiene 48 metros de longitud y se desprendieron 720 metros cúbicos de tierra y piedras, que cerraron el paso vehicular por la parte baja de la vía.

Según la viceprefecta de Azuay, María Cecilia Alvarado, la maquinaria retirará el material para habilitar la vía, pero por las lluvias no se puede realizar una intervención mayor. El informe técnico también señala que en la zona hubo filtración de agua de las tuberías desde hace mucho tiempo, y que por eso hace algunos meses ya se registraron hundimientos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)