La caravana auquista

Las calles que conducen al estadio olímpico Atahualpa se pintaron de amarillo y rojo.