1 de abril de 2019 16:50

Locales de Uruguay empezaron a cobrar por bolsas plásticas antes de que rija ley

Una persona camina con una bolsa plástica este lunes, en Montevideo (Uruguay).

Una persona camina con una bolsa plástica este lunes 1 de abril del 2019, en Montevideo (Uruguay). Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Dos meses antes de que rija la ley que obligará a los comercios uruguayos a cobrar las bolsas de plástico, los locales uruguayos comenzaron este lunes 1 de abril del 2019 a implantar la medida tanto para probar su funcionamiento como para no quedarse sin existencias.

La iniciativa, que comenzó a implantarse de forma opcional para los comercios, será obligatoria a partir de junio cuando entre en vigencia una ley que apuesta a la reducción del impacto ambiental derivado de las bolsas plásticas cobrándolas a un mínimo de cuatro pesos uruguayos (USD 0,12).

El adelanto del cobro de las bolsas plásticas para abril fue una medida conjunta del Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay (Cambadu), la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (Unvenu) y la Asociación de Supermercados del Uruguay (Asu).

Según explicó a Efe el presidente de Cambadu, Daniel Fernández, la idea de comenzar la medida antes de junio es porque, de acuerdo con los cálculos de la organización los comercios se podrían quedar sin bolsas en 15 o 20 días, ya que desde el 1 de marzo no se producen más bolsas no compostables o biodegradables en el país.

En tanto, con la implantación del pago los uruguayos consumirán menos existencias y estas podrán durar hasta que se implante la medida.

Fernández, además, detalló que hace unos seis meses hubo experiencias piloto de la medida en los departamentos de Canelones y Salto que redundaron en un menor uso de bolsas plásticas y subrayó que por el momento no ha habido mayores resistencias de parte por los consumidores.

"Este fin de semana en muchos puntos se agotaron las bolsas chismosas (reutilizables) que estaban a la venta por 50 o 60 pesos (alrededor de USD 1,50), o sea, que la gente ya tomó conciencia", aseveró.

Esta iniciativa fue catalogada como positiva por algunos ciudadanos que, advertidos o no del cobro de las bolsas plásticas por las noticias, acudieron este lunes a hacer sus compras a los comercios del centro de la capital.

Luego de salir de un supermercado con su compra en la mano, la montevideana Estrella Braga afirmó que considera que el cobro de las bolsas está "perfecto" y lo comparó con las políticas para desestimular el consumo de tabaco impulsadas por el actual presidente, Tabaré Vázquez.

"Yo en mi casa me acostumbré a reciclar, tengo un canasto y que reciclo todo (...) le enseño a mis nietos y lo veo re bien, lo veo perfecto como pasó con el tema del cigarrillo, que todo el mundo se quejaba y ahora mucha gente, por suerte, dejó de fumar", expresó.

De todas formas, si bien atinó que desde hace un tiempo se acostumbró a no pedir bolsas de plástico, Braga matizó que en su opinión aún hay muchas personas que se muestran molestas cuando se les reclama que no arrojen bolsas o papeles a la calle.

En ese sentido, la ciudadana se mostró indignada por la falta de criterio de quienes ante medidas como la del cobro de las bolsas se quejan del costo, cuando, argumentó, gastan más dinero en "cigarrillos o Coca-Cola" y llamó a no contaminar más el "hermoso" país austral.

Con una visión similar, Marianela, que llevaba sus compras en una bolsa de tela, sostuvo que el cobro de las bolsas plásticas es positivo y que ahora la gente tendrá que empezar a acostumbrarse a usar otro tipo de bolsas.

"Yo tengo mi bolsa, ya hace tiempo que ando con bolsas así que pienso que vamos a tener que educarnos para eso, educarnos a usar lo nuestro, nuestras bolsas o de tela o de lo que sea, tenerlas para hacer los mandados", señaló.

Por su parte, otro comprador, que pagó la bolsa para sus compras, opinó que la medida está "muy bien" porque el mundo se ve afectado por la abundancia de residuos de plástico y manifestó que en el futuro llevará su propia bolsa para hacer los mandados.

Sin embargo, en cuanto al precio de la bolsa el ciudadano indicó que puede afectar a la gente pobre.

"Cuatro pesos la gente pobre lo siente, aunque te parezca mentira. Yo soy de barrio pobre y sé lo que es pero bueno, que se arregle esto pronto", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)