Niño de tres años, el primer fallecido por terremoto en Perú
Conducción imprudente, la mayor queja de pasajeros
Las huellas de la trata son difíciles de borrar
La demanda de autos supera la oferta
Independiente y Emelec son finalistas y más goleadores
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 30 de …
Perú confirmó la reapertura de fronteras con Ecuador y Chile
Apertura de Rumichaca se iniciará con los transporti…

Estudio en Guayaquil reveló que el maltrato animal se relaciona con la violencia de género

256 guayaquileñas participaron en el primer estudio de violencia interrelacionada entre maltrato animal y violencia de pareja hacia la mujer. Los resultados revelaron que el 100% de las participantes que registraron maltrato animal grave por parte sus parejas, posteriormente fueron víctimas de violencia.

“Él había pasado a la casa a amenazarme (…) me dijo que me iba a matar y después aparecían los animales muertos. Son como seis perros que ha matado, aparecen muertos, tiesos en toda la entrada de la puerta”. Ese es uno de los relatos presentados este martes 6 de noviembre del 2018 en el auditorio de la Prefectura del Guayas.

La investigación fue realizada por la Coordinadora de profesionales por la prevención de abusos (Coppa), junto al Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam) y la Oficina para el Estudio de la Relación entre Animales y Humanos (Erah).

De las 256 encuestadas, 130 pertenecen al Cepam y 126 a comunidades de distintos sectores de la urbe porteña.

“Cómo la bebé no quería comer, cogió un trinche y amenazó a mi hija, ahí él empezó a gritar que se largaba de aquí, cogió y pateó al perrito y salió volando por un lado, el perrito chillaba y nosotros llorábamos porque el perrito sufría. Mi hija lloraba y gritaba: ‘no a mi perrito, no’”, fue otro de los relatos.

Gloria Camacho, de la organización Coppa, señaló en su intervención que el 85% de hijos que presenciaron violencia intentaron defender a sus animales, pero que existe la posibilidad de repetición de actos agresivos como una manera de expresar la frustración que viven.

Camacho añadió que en Ecuador, cada 55 horas hay un femicidio, donde tres de cuatro son asesinadas por su pareja. Y 17 violaciones se denuncian cada día.

Por otra parte, Tatiana Ortiz, representante del Cepam, manifestó que otra dificultad surge a raíz de que las mujeres atrasan su huída por miedio a lo que pueda ocurrir a sus mascotas.

Ante estos resultados, las organizaciones proponen trabajar en nuevos protocolos que permitan a las mujeres víctimas ingresar a centros de acogida con sus animales. También que exista más seriedad por parte de las autoridades ante la poca atención con las que son tomadas las denuncias de maltrato animal. Además se prevé empezar una campaña en la comunidad local y nivel nacional para desarrollar estrategias para prevención de violencia social.

Suplementos digitales