1 de mayo de 2018 12:21

El K-pop, el ritmo coreano que enamora a los adolescentes chilenos

Los aficionados chilenos de K-Pop miran la presentación del grupo musical chileno Rough Bunnies, una banda de K-Pop que rinde homenaje a la banda surcoreana BAP, en Santiago, el 1 de abril de 2018. Foto: AFP

Los aficionados chilenos de K-Pop miran la presentación del grupo musical chileno Rough Bunnies, una banda de K-Pop que rinde homenaje a la banda surcoreana BAP, en Santiago, el 1 de abril de 2018. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Parques y centros culturales de Chile se han convertido en nuevos escenarios de las pegajosas melodías del K-pop, el género musical coreano de moda.

Los adolescentes ensayan coreografías de estas bandas con la esperanza de participar en el K-pop World Festival, concurso que organiza la Embajada de Corea del Sur en Chile y cuyo ganador compite en la final del certamen en Corea.

“Los grupos que bailamos K-pop nos llamamos 'Dance-covers'. Nos juntamos a ensayar varios días a la semana, no molestamos a nadie, solo queremos bailar”, dice Alicia, una joven de 17 años fanática de estos grupos.

Esta K-popmanía, que surgió a raíz del exitoso Gangnam Style lanzado en 2012 por el surcoreano PSY -cuyo video ha sido uno de los más vistos de la historia de YouTube-, ha dado nacimiento en Chile a bandas como el Rough Bunnies, que se creó en noviembre de 2014 tras la cancelación en Chile del concierto de B.A.P, una de las bandas más populares del género.

Grupo de música chilena Rough Bunnies, una banda de K-Pop que rinde homenaje a la banda surcoreana B.A.P. Foto: AFP

Grupo de música chilena Rough Bunnies, una banda de K-Pop que rinde homenaje a la banda surcoreana B.A.P. Foto: AFP

“Partimos con el nombre B.T.P (BABYs, tributo, perfecto), pero era algo que no nos convenció del todo y sonaba un poco ridículo. Empezamos a elegir nuevos nombres y surgió” conejas rudas “pero como todo suena mejor en inglés, lo pasamos a "rough bunnies", comentó Tamara, líder del grupo.

Si bien suena en varias radios locales, YouTube y las redes sociales siguen siendo el verdadero canal de difusión del K-pop, que mezcla ritmos cadenciosos y música electrónica con coreografías minuciosamente elaboradas y sus cantantes lucen elaborados peinados y vestimentas extravagantes.

Uno de los mayores exponentes del K-pop coreano, Kim Hyun Joong, dio recientemente un concierto en Santiago para delirio de los cerca de 3 000 fanáticos que agotaron rápidamente las entradas.

La Embajada de Corea del Sur en Chile organiza un concurso para fanáticos del K-Pop y elige un grupo de jóvenes que imitan a su artista coreano favorito para competir en la final del Festival Mundial K-Pop organizado por el Ministerio de Relaciones Exteri

La Embajada de Corea del Sur en Chile organiza un concurso para fanáticos del K-Pop y elige un grupo de jóvenes que imitan a su artista coreano favorito para competir en la final del Festival Mundial K-Pop organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur en el país asiático. Foto: AFP

"He estado esperando 6 años para que Kim Hyun Joong viniera a Chile. Me gusta mucho cómo canta, cómo baila, sus canciones, por eso quise venir a verlo", dice Cristal Escobar, una adolescente de 16 años que viajó 550 kilómetros desde la sureña ciudad de Concepción para asistir al concierto.

El año pasado  también actuó en Chile el grupo BTS ante 12 000 fanáticos. La organización del evento ni siquiera se molestó en publicitarlo, pues las entradas se agotaron en dos horas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)