20 de septiembre de 2018 00:00

Ikiam, en un proyecto de cerámicas

Mujeres de Napo se capacitaron en alfarería utilizando técnicas ancestrales. Fotos: Cortesía Universidad Regional Amazónica Ikiam

Mujeres de Napo se capacitaron en alfarería utilizando técnicas ancestrales. Fotos: Cortesía Universidad Regional Amazónica Ikiam

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Edwing Encalada
Redactor 
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Recuperar los conocimientos ancestrales en la producción amazónica de la cerámica y fortalecerlos para que sean parte de la identidad y patrimonio regional son dos elementos que motivaron a la Universidad Regional Amazónica Ikiam, para apoyar un proyecto que rescate esta memoria cultural y la traslade hacia el turismo.

La arqueóloga María Soledad Solórzano fue quien lideró el proyecto en las comunidades de los cantones de Tena y Archidona, en la provincia de Napo. “El barro es uno de los primeros elementos con los que trabajó la humanidad. Lamentablemente, con la colonización en la zona esta actividad terminó marginada con los años”, explicó.

Junto con un grupo de la Universidad Central del Ecuador y del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural identificaron la calidad y tipos de mezclas entre los objetos prehispánicos hallados. Contaron con la ayuda de María Fernanda Carrión en los análisis, para determinar los motivos para que hayan durado entre 2 000 y 3 000 años.

Posteriormente, el GAD provincial de Napo apoyó el acercamiento que se realizó a las comunidades que trabajan en alfarería, las cuales incluso habían ya desarrollado proyectos turísticos. El proyecto incluyó ocho talleres con representantes de las comunidades de Tiyu Yaku, Venecia Derecha, Santa Rita y Ahuano.

“Nos encontramos con que la alfarería era una actividad netamente femenina en la Amazonía, contrario a lo que sucedía en la parroquia manabita de La Pila”, explicó Solór­zano. Precisamente, Genaro López, nativo de La Pila, dictó un taller dentro de estas capacitaciones, acerca de las técnicas modernas en cerámica para obtener mejores acabados.

Otro de los perfiles destacados dentro de las capacitaciones fue el de Amanda Santi, alfarera de Pastaza, cuya técnica pedagógica ha sido expuesta en la Universidad de Kentucky y en varias ciudades de Estados Unidos. Ella les enseñó técnicas desde cómo aflojar los músculos de la mano para adquirir mayor motricidad.

También se capacitaron en el uso adecuado de los materiales ancestrales y técnicas para graduar sistemáticamente el calor del horno para mejorar la calidad del producto.

Además, representantes del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) les enseñaron a establecer planes de negocio para motivar el emprendimiento, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)