29 de September de 2010 00:00

En el H. San Vicente faltan galenos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con su ojo izquierdo vendado y agarrado de la mano de su hija Betty, Manuel Tulcanaza, de 86 años, salió de la sala de operaciones. El hombre tenía problemas de visión borrosa. Él junto con otros 279 pacientes se beneficiaron de cirugías gratuitas, que realizaron en estos días 20 galenos españoles, en el hospital público San Vicente de Paúl de Ibarra (Imbabura). La llegada de este equipo de médicos cubrió, en parte, la creciente demanda de cirugías, sobre todo vasculares. La directora del hospital, Yolanda Checa, explicó que la falta de especialistas no permite atender todas las solicitudes de operaciones. Checa agrega que los médicos no quieren laborar en Ibarra, porque consideran que la plaza no es atractiva, pese a que existe la partida presupuestaria para contratarlos. “En algunas ocasiones se declaran desiertos los concursos. Los especialistas se concentran en Quito y Guayaquil”. Como consecuencia, en esta casa de salud faltan otorrinolaringólogos, urólogos, neurólogos y oftalmólogos. “Tenemos un especialista en cada área y hace falta uno más”. En total laboran 70 médicos, entre fijos, por contrato y residentes, pero no se dan abasto. Durante los siete días que estuvieron los galenos españoles, ejecutaron 126 operaciones de várices, 83 de cataratas, 34 de vesícula, 35 de hernias y dos de hemorroides. María Ordóñez, de 40 años, tenía várices en su pierna izquierda. “Aparte del dolor también es un problema estético”, confesó su esposo, Marcelo Pérez. Apenas se enteraron de la llegada de la misión de médicos de Iberoamérica (Ibermed) aplicaron para la cirugía. “No gasté ni un centavo”, precisó Pérez. En un hospital privado, una cirugía de várices sobrepasa los USD 1 000 y el costo varía si el procedimiento es convencional o con láser. Los pacientes con problemas vasculares, que no disponen de recursos, esperan cada año para acceder a un cupo con los médicos extranjeros. Este año, 400 personas se inscribieron para acceder a las cirugías, pero solo se planificó atender a 280. El material y los insumos traen los especialistas españoles. Esta misión llega al país desde hace 10 años y ofrecen sus servicios en Imbabura y Bolívar. “Tomamos vacaciones en España y las aprovechamos para hacer labor social”, indicó Ángel Coello, coordinador del proyecto. Desde el 2000 hasta la fecha se han realizado 3 900 operaciones.El presupuesto de los extranjeros para el año anterior alcanzó los 40 000 euros. Para José Albuja, coordinador general de esta misión, en Ibarra, el apoyo de los médicos extranjeros es invaluable. “El paciente queda bajo nuestro control, desde esta semana ya tenemos las primeras citas para chequear a quienes se operaron la anterior semana. Logramos despachar algunas cirugías represadas”. “Estoy agradecido porque se mejorará mi vista”, decía Tulcanaza. Estos días se recupera en su domicilio...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)