18 de julio de 2018 00:00

Espacio Violenta cumple un año de curaduría de guerrillas

Tyrone Luna (izq.) y David Orbea, parte del colectivo Los Chivox, en Espacio Violenta. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Tyrone Luna (izq.) y David Orbea, parte del colectivo Los Chivox, en Espacio Violenta. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La palabra escrita fue el elemento medular de una serie de piezas en papel de la muestra ‘Pre/Textos: piedra, papel y palabra’. Estilizados dibujos hicieron parte de la exposición colectiva ‘La hormiga bajo la almohada’. Así, el papel fue el soporte principal de la muestra de inauguración del Espacio Violenta en julio de 2017, cuando la galería, ubicada en el centro-sur de Guayaquil, abrió una exhibición de 64 bocetos, que incluía grandes nombres del arte moderno y contemporáneo del país.

Tras un año desde su apertura, el espacio cultural -un viejo local en un populoso sector de la ciudad-, ha organizado diez exposiciones, nueve conversatorios y un taller de curaduría. La galería abrió hace tres meses una trastienda de venta de arte. Hoy prepara sus primeras muestras individuales para el semestre, con la agenda copada hasta diciembre.

El próximo jueves 26 de julio la galería abrirá una muestra colectiva de celebración de su primer aniversario, un festejo que coincide con los 483 años de Fundación de Guayaquil. Se trata de una exposición con artistas que han colaborado de manera cercana, entre ellos los cuatro integrantes del colectivo Los Chivox (integrado por los artistas Juan Carlos Vargas, David Orbea, Leonardo Moyano y Tyrone Luna, los fundadores de la galería).

“Ante la falta de espacios en la ciudad, dijimos que no nos podíamos quedar en la queja y que teníamos que ser propositivos; es lo que hemos hecho este año”, indicó Luna. “La acogida de público y de artistas ha superado nuestras expectativas. El cierre de galerías como NoMínimo contribuyó a darnos más vigencia”, agrega Orbea al respecto.

‘Pre/Textos’ contó, el mes pasado, con obras del argentino Guillermo Iuso, del guayaquileño Jaime Núñez del Arco y el quiteño Miguel Varea, en una curaduría del crítico e historiador de arte Rodolfo Kronfle. En la muestra ‘La hormiga bajo la almohada’, sobre dibujos en los umbrales del sueño y el inconsciente, se unieron en mayo las jóvenes artistas locales Ruth Cruz, Irina Liliana, Lisbeth Carvajal y Daya Ortiz.

Violenta surgió como un espacio de exhibición para artistas establecidos y para la promoción de los jóvenes. Una de las exhibiciones se realizó por convocatoria como parte del proyecto ‘Carne fresca’, sobre el novísimo arte joven del país, dirigido a artistas que nunca habían exhibido sus obras. El resultado fue la muestra ‘Escuela del terror’.

Los Chivox, con artistas egresados del Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (Itae) y otros que concluyen estudios en la Universidad de las Artes (UArtes) se encarga de la curaduría de ciertas muestras, otras son propuestas externas. También mantienen colaboración directa con la galería No Lugar de Quito, una de sus referencias a escala nacional.

“Administramos el espacio y gestionamos los recursos, manejamos la comunicación, respondemos a las redes sociales. En nuestro primer año vamos a inaugurar nuestra página web”, cuenta Luna, quien destaca también el espacio como un punto de encuentro en el que se desdibuja la relación tradicional que ha habido entre galerista y artista.

La galería ha exhibido, además, una muestra de videoarte del artista guayaquileño Alex Martínez, Premio Residencia Brasil 2015, que incluyó una proyección en una cámara experimental que se consumía con el uso y que se terminaba autodestruyendo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)