Ascienden a 42 los civiles muertos tras ataque israe…
El correísmo exige la conformación de una comisión d…
Video registra incidente entre una mujer, el Defenso…
Canchas y licorerías fueron clausuradas en los opera…
Incidente violento involucra a exministro de Salud y…
La vía Puyo – Macas se socavó por el desbordam…
Cinco bloques se constituyeron en la Asamblea 2021-2…
México vivirá comicios históricos con un número inéd…

El mano a mano musical de Trevi y Guzmán llegó al Coliseo Rumiñahui

Las artistas mexicanas Alejandra Guzmán (izq.) y Gloria Trevi (der.) durante el concierto Versus, la noche del sábado 14 de octubre de 2017 en el coliseo General Rumuiñahui. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Las artistas mexicanas Alejandra Guzmán (izq.) y Gloria Trevi (der.) durante el concierto Versus, la noche del sábado 14 de octubre de 2017 en el coliseo General Rumuiñahui. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Las artistas mexicanas Alejandra Guzmán (izq.) y Gloria Trevi (der.) durante el concierto Versus, la noche del sábado 14 de octubre de 2017 en el coliseo General Rumuiñahui. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

En términos pugilísticos el mano a mano musical que protagonizaron Gloria Trevi y Alejandra Guzmán comenzó con un certero jab -un golpe veloz, seco y directo- que avivó, de entrada, el ánimo del público quiteño. La primera vestida de plata y la segunda de rojo escarlata iniciaron su show interpretando la canción más popular del disco que grabaron juntas, el año pasado, Más Buena.

Esta rola, como le dicen los mexicanos a las canciones, fue una de las más bailadas y coreadas por el público que asistió ayer (14 de octubre del 2017) al Coliseo Rumiñahui. Un combate sonoro que duró cerca de tres horas y en el que estas divas del pop en español demostraron varias cosas: su versatilidad musical, su excelente estado físico y la añoranza del público por la música que hicieron en las décadas de los 80 y 90.

A quienes no les suene sus nombres Trevi y Guzmán son dos artistas mexicanas con dilatadas carreras musicales y en cuyo repertorio musical se incluyen éxitos radiales y karaokeros como Mala Hierba, Reina de corazones, Pelo Suelto, Tú Ángel y Hacer el amor con otro, canciones que forman parte de Versus, la gira con la que llegaron al país y con la que ya han recorrido varios rincones de la región.

Una hora antes del concierto, una veintena de fans esperaba, ansiosa, su turno para tomarse una fotografía con Guzmán y Trevi. En la fila, ataviada con un vestido dorado ceñido al cuerpo, unos tacos de punta 12 y un largo cabello ondulado estaba Sofía, una persona trans que se había ganado su lugar en la fila luego de vencer en un concurso de tributos organizado por una discoteca de la ciudad, en el que caracterizó a Gloria Trevi. “La canción que más me gusta de ella -dice con una voz oronda- es Soledad porque siempre lo interpreta con mucho sentimiento”.

La presencia de Sofía en este concierto no es gratuita. Durante toda su carrera estas divas mexicanas han declarado públicamente su apoyo a la lucha por los derechos de la comunidad Glbti. Apoyo del que Trevi hizo mención en un pasaje del concierto, cuando pidió que le pasen la bandera color arco iris que agitaba uno de los asistentes que estaban en la localidad de Versus Box.

Una de las cosas que estas artistas, polémicas por su personalidad, destacaron durante el show fue la importancia de la unión en el mundo actual. Pusieron de ejemplo la gira que habían emprendido juntas luego de que cada una construyera su carrera musical de forma individual. Carreras en las que han transitado por mundos sonoros como el rock and roll, la balada, las rancheras y la música urbana, y en las que saben que uno de sus mejores ganchos para continuar en escena es el saudade que la gente siente por esas canciones pegajosas y de letras provocadoras que son parte de la banda sonora de los años 90.

El mano mano musical de Trevi y Guzmán terminó con otro jab musical que lanzó al público de sus asientos. La primera vestida de rojo y la segunda de dorado interpretaron Cuando un hombre te enamora, una canción que cuenta la historia de dos mujeres engañadas por el mismo hombre y del valor que deben tener para cortar con una relación que hace rato les resulta insoportable, y que fue coreada a todo pulmón por los asistentes.