Grecia multará cada mes a mayores de 60 años que no …
CDC modifican la guía para aplicar tercera dosis por…
Niño de tres años, el primer fallecido por terremoto en Perú
Conducción imprudente, la mayor queja de pasajeros
Las huellas de la trata son difíciles de borrar
La demanda de autos supera la oferta
Independiente y Emelec son finalistas y más goleadores
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 30 de …

Un encuentro internacional en honor al ‘Obispo de los Pobres’

Los sonidos de una fusión musical de melodías clásicas con algo de rock y electrónica alegraron la noche del miércoles en Riobamba.Era la presentación de la obra del músico-compositor Cristian Mejía. La música sonó en honor a Monseñor Leonidas Proaño. Con el acto se inauguró el Primer Encuentro Internacional en homenaje al pensamiento y acción del ‘Obispo de los Pobres’. El evento se desarrolló en la Plaza Roja en el centro de la urbe a partir de las 19:00. Allí se instaló un escenario rodeado de luces y pantallas. La belleza de la iglesia de La Concepción, que está a lado, se opacó con el evento.Era una tarima de por lo menos 25 metros de largo y 20 de alto. Ocupó la mitad de la plazoleta decorada con baldosas rojas.Sobre la estructura, la orquesta formada por 20 músicos, dio la bienvenida a los invitados de las delegaciones internacionales y locales. Muchos viajaron desde Quito para el acto. Otros fueron desde sus casas o de las ciudades de la Sierra Centro.Eran cerca de 200 personas vestidas con sus mejores trajes y abrigos. Se sentaron en sillas forradas de blanco. Uno que otro asistente usó el tradicional poncho que el Sacerdote de Riobamba utilizaba cuando trabajaba en las comunidades indígenas de Chimborazo.La música, con sus palabras de fondo, se apoderó del ambiente. El frío intenso de la noche riobambeña fue menos intenso.Las letras de los textos fueron escritas, especialmente para el acto, por Miguel Ángel Calderón. Él recogió las vivencias de Monseñor para plasmarlas en la obra. En ellas se cuenta como Leonidas Proaño sembraba árboles, enseñaba a escribir en las comunidades y jugaba con los niños.Además, se incluyó también la poesía de monseñor Proaño. En las pantallas gigantes se proyectó su imagen y sus escritos de su puño y letra. Fue un momento muy emocionante para todos.En el escenario 20 bailarines del Ballet Folclórico del Ecuador de Luis Beltrán danzaron. Presentaron varios actos con máscaras y diferentes trajes indígenas.El encuentro tiene el auspicio del Ministerio de Cultura y se extenderá hasta mañana.En las mañanas se realizan conversatorios en el Hogar Santa Cruz. Y en las tardes , en el auditorio del Consejo Provincial de Chimborazo.Además, a partir de las 18:00 se realizan pregones en los barrios donde trabajó Proaño. Por ejemplo: El Batán, Santa Faz y Monseñor Leonidas Proaño. También se realizan desfiles con payasos, cine-foros, charlas con niños y adultos sobre educación, tradición y cultura.Luis Malán, director Provincia del Ministerio de Cultura, señaló que la principal finalidad es rescatar el referente que representa Proaño para la ciudad. “Él cambió toda la vida de los indígenas”.Mañana concluirá el Encuentro con un conversatorio general y las conclusiones. Al medio día habrá una masa tanda para los asistentes. Allí se servirán platos tradicionales de la provincia: papas, habas, choclo, quinua y otros.

Suplementos digitales