19 de September de 2010 00:00

En un autobús se incentiva a leer cuentos y fábulas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde inicios de este año se motiva a los más pequeños a que desarrollen el hábito de la lectura, pero en el interior de un autobús. Desde julio hasta el 12 de septiembre pasados, el autobús del libro estuvo en Puerto López y sus comunidades.

Esta iniciativa de la fundación Ecuador Tierra Viva, la Embajada británica y un grupo de escritores ecuatorianos, liderados por Juana Neira buscan incentivar la lectura de cuentos y fábulas.Paulina Vivanco, motivadora de la fundación Ecuador Tierra Viva, cree que una de las formas para llegar hacia los niños y adolescentes y motivarlos a que lean es buscándoles nuevos escenarios.

Un autobús es original, entretenido, los cubre del sol y sobre todo les da seguridad. Anthony Mero cursa el séptimo año de educación básica en la parroquia Salango, no le gustaba leer pero desde que llegó el automotor cargado de textos se interesó por los libros.

El autobús del libro no solo es una biblioteca móvil, también se lo usa para realizar dinámicas de grupo. La visita del carro de los libros como lo llaman los niños termina con el obsequio de textos.

En cada cantón que se visita se han dejado entre 200 y 300 textos. El objetivo es que la cruzada por la lectura continúe. Por ejemplo, en Puerto López desde la Alcaldía se designará una persona que será preparada por expertos de fundación Ecuador Tierra Viva para que siga con la cruzada.

El proyecto es un esfuerzo de los padres de cinco jóvenes británicos que murieron en abril del 2008 en un accidente de tránsito, cuando viajaban en un trasporte interprovincial por la vía Sancán-Jipijapa rumbo a Puerto López, para ayudar en la construcción de aulas escolares.

Pero pese a esta tragedia, surgió la idea bajo el nombre de Bisee, que proviene de la primera inicial de cada una de las niñas.

También contaron con la ayuda de varios escritores ecuatorianos que donaron 1 500 textos entre cuentos y fábulas.

El costo del bus y los trabajos de acondicionamiento demandaron una inversión de unos USD 55 000. La fachada del bus tiene dibujos de niños.

Esos recursos fueron financiados por Bisee Libros, una organización caritativa fundada por las familias de Becci Logie, Indira Swann, Howard Sarah Sadler Emily y Lizzie Pincock.

La primera salida fue hacia Tena (Napo), entre marzo y mayo. Posteriormente fue Puerto López y en lo que resta del año seguirán el viaje hacia las zonas rurales de la provincia de Pichincha.

En Puerto López participa activamente Annaellisa Sadtler, tía de Emilly, una de las cinco jóvenes que fallecieron.

La meta de Annaellisa es trabajar con los niños para inculcarles el amor por la lectura.

780, entre niños y adolescentes, pasaron por el autobús del libro. “En Puerto López y sus alrededores tuvimos que trabajar fuerte en dinámicas para activar destrezas de los pequeños, ahí hay mucha deficiencia en actividades para desarrollar la creatividad en los infantes”, señala Vivanco, de la fundación Ecuador Tierra Viva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)