4 de diciembre de 2020 00:00

Alimentos andinos se popularizaron; aportan carbohidratos y proteína de alto valor biológico

El cebiche de chocho es una de las preparaciones más sencillas de este producto. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El cebiche de chocho es una de las preparaciones más sencillas de este producto. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Paola Gavilanes

Desde que llegó el nuevo coronavirus al planeta, personas de diferentes edades se han propuesto reducir la ingesta de productos ultraprocesados y aumentar el consumo de productos naturales. Los de origen andino están entre los preferidos.

Estos productos -explica el chef y nutricionista Rubén Mosquera- cobraron importancia por su gran aporte de nutrientes. También porque son más económicos.

Los cereales andinos, por ejemplo, aportan carbohidratos y cantidades importantes de proteína de alto valor biológico. Ese es el caso de la quinua; por eso, es uno de los alimentos favoritos de los vegetarianos o veganos.

Con la quinua se preparan sopas, ensaladas, postres, pan y hasta barras energéticas, pues además de esos dos macronutrientes contribuye con vitaminas como la C y E, y minerales como el fósforo.

Otro punto a favor de este alimento es su aporte de fibra, sustancia clave para el correcto funcionamiento del sistema digestivo.

El amaranto es un cereal del cual se empezó a hablar tras del ‘boom’ de los superalimentos. Con la llegada del covid-19, las personas lo incluyen en su plan de alimentación por sus antioxidantes.

La función de sus micronutrientes, explica la nutricionista Alegría Dávalos, es la de proteger a las células. En otras palabras, funcionan como un escudo protector, vital en tiempos de pandemia.

El amaranto contiene proteína, ácidos grasos esenciales, vitaminas A y C y minerales como el calcio, hierro y fósforo. Todo ese coctel de micro y macronutrientes ayuda a fortalecer al sistema inmunológico. Actualmente, este alimento es utilizado para preparar infinidad de platillos nutritivos, pues funciona hasta como apanadura.

El camote es otra alternativa. Este alimento se ha convertido en uno de los favoritos de gente de diferentes edades, pero sobre todo de los más pequeños de la casa.

Con este tubérculo, rico en vitaminas A y B6 y en potasio, se preparan ‘snacks’ y purés. Es también una importante fuente de energía.

El chocho, rico en calcio, es una leguminosa con gran contenido de proteína, vitaminas y minerales. El chef y nutricionista Rubén Mosquera recomienda consumirlo con un cereal para potenciar sus nutrientes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)