Tema

pekín

Liu Xiaobo ya sabe que ganó el Nobel

La esposa de Liu Xiaobo, premio Nobel de la Paz 2010, pudo visitar a su marido en la cárcel y le comunicó la concesión del galardón, según contó ayer Liu Xia en su cuenta de Twitter.“Me reuní con Xiaobo en la noche del sábado y le conté lo de su premio”, dijo en un mensaje que se apresuraron a difundir otros activistas chinos. Liu, de 54 años, fue galardonado el viernes por el Comité Nobel, pero no tenía forma de enterarse. Su mujer dijo que fue puesta bajo arresto domiciliario desde el 8 de octubre, y que le rompieron su teléfono móvil. Antes, el Centro de Información para la Democracia y los Derechos Humanos en Hong Kong había informado que Liu Xia había sido llevada por la Policía a la ciudad de Jinzhou, provincia de Liaoning, ubicada a unos 500 kilómetros de Pekín, donde el activista cumple 11 años de cárcel por subversión. La Policía se llevó el sábado a Liu Xia y todo contacto con ella fue cortado, por lo que se temía por su destino. Liu Xia fue escoltada por policías hasta Jinzh

Pekín en contra del Premio Nobel de Paz

La disidencia china celebraba ayer la atribución del Nobel de la Paz al encarcelado intelectual Liu Xiaobo. Sin embargo, temía que hubiese una nueva ola de represión tras la detención de militantes ocurrida inmediatamente después de anunciado el premio.La Policía detuvo en varias ciudades, incluida Pekín, Shangái y Jinan, a decenas de partidarios de Liu Xiaobo que celebraban el viernes por la noche el galardón, indicaron un abogado y una organización de defensa de los derechos humanos.Por otra parte, siete intelectuales chinos firmaron una carta en la que felicitan a Liu Xiaobo, a quien califican de “estandarte de la no violencia en China”.Estiman que “China debe evitar una revolución violenta”, según esta carta publicada por la página en Internet basada en el extranjero www.peacehall.com.El diario oficial Global Times estimó que el comité Nobel se había “deshonrado” y que el premio había sido “degradado en un instrumento político al servicio de motivaciones antichinas”. Por otro lado,

Para evitar atascos, el autobus aéreo

Un proverbio chino reza “Quien no tiene paciencia, no llega a su destino”. Eso fue lo que tuvieron que soportar miles de conductores de Pekín, que se vieron atrapados en un embotellamiento de unos 100 kilómetros que se extendió por el noroeste de la ciudad por dos semanas. La congestión se disolvió el pasado miércoles, antes de lo previsto.fakeFCKRemoveEn medio del calor, los conductores dormían junto a sus vehículos o incluso debajo de ellos. Jugaban a las cartas para matar el tiempo y se enfadaban con los habitantes de los pueblos cercanos que intentaban ganar dinero a su costa, vendiéndoles agua, fruta o comida preparada a un precio mucho más elevado del habitual. Ante la falta de baños, la gente aliviaba sus necesidades al borde de la carretera. Esto es un ejemplo de cómo en China hay que adaptarse a los embotellamientos, pero se buscan soluciones. La línea de autobuses aéreos es una de las salidas. Se desplazará sobre rieles, pasará sobre dos canales de circulación de automóviles

Un accidente aéreo

Un avión de las líneas interiores chinas falló su aterrizaje, ayer, en Yichun (noreste) y se salió de la pista antes de incendiarse, causando 43 muertos y 53 heridos. El aparato, de la compañía regional Henan Airlines, que opera en el norte de China, transportaba 91 pasajeros, entre ellos cinco niños y cinco miembros de la tripulación. Los cuerpos de 43 personas fueron extraídos de los escombros y 53 sobrevivientes fueron hospitalizados, precisó un responsable del Partido Comunista local, Hua Jingweu, citado por China Nueva.Por razones aún inexplicadas, el aparato se salió de la pista del aeropuerto de esta ciudad, ubicada a unos 150 km de la frontera rusa, y se incendió. En un principio se informó que al menos 47 pasajeros o miembros de la tripulación habían resultado heridos. El vicealcalde de Yichun indicó a la prensa que la mayoría de los heridos fue trasladada a hospitales, pero que su vida no corría peligro.

China: 127 muertos y más de 1 300 desaparecidos por las lluvias

Deslaves aplastaron ayer a un pueblo en el noroeste de China, causando la muerte de al menos 127 personas y dejando quizás unos 1 300 residentes desaparecidos, mientras equipos de rescate revisaban las casas y removían los escombros que obstruyen un río.Los deslaves y la inundación golpearon al condado de Zhouqu en la Prefectura Autónoma Tibetana de Gannan, una zona caracterizada por colinas empinadas, luego de lluvias torrenciales la noche del sábado. El exceso de agua provocado por las lluvias se estancó en el estrecho valle del Río Bailong, cerca del principal pueblo de Zhouqu. El río tapado, que atraviesa el pueblo, provocó la inundación y los deslaves después de la medianoche, destruyendo una pequeña estación hidroeléctrica.Para el mañana, se esperan más lluvias. “Muchas casas de una sola planta fueron arrasadas y ahora estamos esperando para ver cuántas personas escaparon con vida”, dijo un comerciante llamado Han Jiangping. “Hemos tenido deslaves antes, pero nunca algo tan malo

Barcelona venció al campeón de China

Los suplentes del Barcelona, acompañados 46 minutos por el argentino Lionel Messi, superaron ayer 3-0 al campeón del fútbol chino Beijing Guoan en un amistoso de pretemporada disputado en el estadio Nido de Pájaro. El campeón español acordó pagar 200 000 euros (USD 263 900) a promotores surcoreanos luego de que Messi jugara apenas 17 minutos en el primer amistoso el miércoles. Ayer volvió a apelar a un equipo formado esencialmente por suplentes para el amistoso.Barcelona viajó a Asia sin ninguno de los futbolistas que ganaron el Mundial con la Selección española. La ausencia de Xavi, por ejemplo, le costó una multa de USD 150 000 al equipo. El cuadro ‘culé’ se vio aún más debilitado por la partida del lateral Danny Alves por compromisos con Brasil. Messi, quien retornaba al estadio donde conquistó la medalla de oro con Argentina en los Olímpicos de Pekín 2008, fue ovacionado cada vez que tocó el balón. Él hizo todo el esfuerzo por dar al público el gol que esperaba, pero el arquero Yan