Tema

dolarización

En EE.UU. se desperdician miles de millones de dólares porque la gente no usa las monedas de un dólar

En los EE.UU. existe un intenso debate sobre si se debe suspender o no la impresión de monedas de un dólar. El debate se genera por el hecho de que las monedas son muy poco utilizadas por los estadounidenses que prefieren usar el billete de un dólar. Es más, en un editorial del Washington Post se menciona la decisión de la administración del presidente Barak Obama de que, desde diciembre, no se impriman más monedas de un dólar por considerar que el fisco de los EE.UU. está desperdiciando dinero al imprimir monedas que no son usadas. Las monedas duran más de 30 años comparadas con los 4 años y medio que, en promedio, duran los billetes en los EE.UU. En el Ecuador la duración es menor por el mayor uso que tienen. Los que están a favor del billete dicen que costará más hacer monedas y que son mucho más fáciles de transportar por ser más livianos que las monedas. El Post calcula que USD 1.4 mil millones de dólares en monedas de un dólar se hallan embodegados en instalaciones de la Reserva

La docena

Silenciosamente, sin que se haya destacado como un hecho relevante, en un entorno en que un escándalo sucede a otro, la dolarización ha alcanzado doce años de vigencia en el país. Atacada en sus inicios por las más disímiles posiciones, cuando no le auguraban mayor tiempo de vida, el sistema vigente se ha enraizado en la población de tal manera que difícilmente podríamos salir del mismo, sin que tal hecho produzca una hecatombe de consecuencias mayúsculas. Las críticas, vale decir, muchas de ellas pueden ser válidas. La principal, renunciar a tener una moneda propia, obviamente no debe ser la mejor decisión. Pero en el contexto, con todos los acontecimientos sucedidos a través de estos doce largos años, se ha demostrado que este mecanismo ha ayudado para una pronta recuperación económica, hasta llegar a niveles jamás pensados. Que se perdió soberanía en materia de política monetaria, es verdad. Sin embargo, este punto que puede ser visto como algo negativo en la práctica ha arrojado ef

La ley más postergada

Cuando Ecuador dio el salto a la dolarización, en el 2000, el Banco Central vio un gran riesgo. Temía que la inflación no cayera a la velocidad que prometía la teoría económica, debido a la existencia de monopolios y oligopolios en prácticamente todos los sectores productivos. La inflación se demoró tres años en caer un dígito.

Suplementos digitales