Jorge Gallardo

Seguridad social

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Domingo 23 de octubre 2011
23 de October de 2011 00:07

Después de la Segunda Guerra Mundial, los países europeos emprendieron la reconstrucción de sus sistemas de seguridad social para garantizar el bienestar presente y futuro de sus ciudadanos.

Basado en el principio de la solidaridad, diseñaron un sistema de reparto en el cual los asalariados debían aportar un porcentaje de sus salarios para asignarlos entre los afiliados sin consideración de su nivel de ingresos.

Con la ayuda financiera de EE.UU., las economías comenzaron a rehabilitarse y a insertarse gradualmente en las corrientes comerciales y financieras del mundo. Los líderes políticos, con el objetivo de crear instituciones que permitan la integración de los países que se habían enfrentado en dos guerras sucesivas, iniciaron la conformación de la Unión Europea, creando la Comunidad del Carbón y Acero como primer paso hacia la integración. Conforme la reforma económica avanzaba, la calidad de vida de los ciudadanos europeos iba mejorando.

El objetivo de formar un Estado de bienestar en los países de Europa cada vez parecía más cierto. En aquella oportunidad, el sistema de seguridad social se solventaba con aportaciones de ciudadanos recién incorporados a la fuerza de trabajo, por lo cual el sistema tenía la holgura para cumplir con el pago de los servicios sociales. La mejora de la calidad de vida incidió directamente en las expectativas de vida, por lo cual cada vez eran más los años de beneficios que se tenían que pagar tras la jubilación.

Sin embargo, la relación entre empleados que aportaban a la seguridad social y jubilados era holgada para continuar manteniendo un sistema de reparto generoso. Cuando esta relación fue disminuyendo se prendió una señal de alarma, porque de continuar la tendencia la situación financiera de la seguridad social no sería viable.

En algunas ocasiones se subió la edad de jubilación para demorar los pagos futuros con grandes protestas de los afiliados. En la actual crisis de Europa ha quedado de manifiesto que la situación financiera de los sistemas de reparto en algunos países europeos no es sostenible, por lo cual, hay que postergar los pagos por jubilación aumentando la edad de retiro.

En el Ecuador, a pesar de haber aumentado la expectativa de vida al nacer, se plantea lo contario, proponiendo que la mujer se jubile antes que el hombre. Esta propuesta, además de traer en el futuro problemas financieros al Seguro Social, discrimina a la mujer del mercado laboral. Una empresa preferiría contratar varones, ya que la mujer dejaría su trabajo tempranamente y la obligaría a crear mayores provisiones para cubrir la jubilación patronal. Estas medidas en vez de beneficiar al género lo perjudica.