Salir de la pobreza

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 28
Lunes 20 de mayo 2019

Patricio Alarcón *
Columnista Invitado

La única manera de solucionar el problema de los altos niveles de desempleo y el empleo informal en el país es dar un giro de timón inmediato en el manejo de la economía.

Es necesario analizar las posibles fuentes de ingresos y los sectores que pueden generar mayores niveles de inversión.

En minería hay un potencial de diez mil millones de dólares en un plazo de tres años con la definición de una política minera que permita en el corto y mediano plazos el ingreso de las grandes empresas a nivel mundial.

En el sector petrolero, se puede reducir el gasto, obtener más recursos y eliminar la corrupción mediante alianzas público privadas o concesiones que entreguen al sector privado pozos, refinerías y viaductos.

Lo mismo se puede hacer con el sector eléctrico concesionando o vendiendo las hidroeléctricas que necesitan más inversiones y concesionando la transmisión eléctrica.

Abrir la competencia es la única manera de incrementar la oferta y bajar los precios en el sector eléctrico para beneficio del ciudadano.

Hay que buscar nichos de mercado para nuestros productos y aprobar la legislación adecuada para fortalecer la agroindustria. Un ejemplo es el cáñamo que tiene demanda mundial y es una planta que Ecuador puede producir y vender con una adecuada política de exportación.

Es necesario eliminar impuestos como el de salida de divisas y consumos especiales, bajar la carga arancelaria y eliminar reglamentos técnicos en las aduanas.

Hay que trabajar en la simplificación de impuestos y la tramitología para abrir y cerrar empresas. A medida que se incrementa el volumen de ventas y se trabaja en la reducción de los costos de operación y producción, las recaudaciones pueden incrementarse.
Esta política alentaría el consumo interno y las exportaciones.

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social no puede seguir manteniendo una estructura de 38.000 empleados. Es urgente un cambio en su modelo de gestión.

Lo primero sería inyectar a la economía los recursos provenientes de los aportes de los trabajadores y que los afiliados puedan adquirir acciones, obligaciones o papeles comerciales en el mercado bursátil.

Los trabajadores deben tener la posibilidad de monitorear el estado de cuenta de sus ahorros y el rendimiento que obtienen. Tiene que cambiar el gobierno corporativo y la operación del IESS, los trabajadores y los empleadores debería designar un directorio técnico que nombre directores y administradores de los hospitales.

El camino que debemos recorrer para resolver los problemas nacionales es duro y hay que analizar a fondo las diversas propuestas, sin embargo si no se toman este tipo de decisiones nunca lograremos sacar a nuestra población de la pobreza.

* Presidente de la Cámara de Comercio de Quito