Más estímulos a la inversión y tasas de interés

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 15
Martes 09 de octubre 2018

La actividad productiva debe moverse de forma dinámica, como única garantía para generar empleo. Las tasas de interés del país son altas en comparación con otras de la región.

La economía debe despegar. El Gobierno sienta bases en la Ley de Fomento Productivo y entrega estímulos al sector privado por la vía de la remisión de intereses y multas en deudas al Fisco.

Los empresarios deben apostar por el país trayendo capitales. Es importante también la apertura a inversionistas que vengan de otras latitudes y que deben respirar una atmósfera de confianza y seguridad jurídica.

Solo una economía abierta puede generar la numerosa oferta de plazas de trabajo que Ecuador demanda, para superar el desempleo y sobre todo el subempleo -empleo inadecuado, le llamaron eufemísticamente-.

El sistema económico, empero, no solamente depende de la repatriación de capitales y apertura a los dineros de inversionistas foráneos. Otro factor clave es el rol de las pequeñas y medianas industrias, que, como publicó EL COMERCIO ayer, generan el 49% del empleo.

Las pequeñas y medianas empresas deben operar con capitales propios o con crédito asequible. Un factor importante es el anuncio de la decisión política de mover la banca estatal para atender a ese sector.

Pero es razonable también que la banca privada cubra un mayor segmento de esos empréstitos y que las tasas de interés sean las adecuadas, para asegurar el retorno de los dineros prestados y estimular la creación de más empresas. Las pequeñas y medianas empresas no solamente deben sobrevivir o pagar sus deudas con las justas. No. Merecen ganar dinero, crecer y crear más trabajo, con utilidades razonables.

Las tasas de interés en dolarización son en el Ecuador demasiado altas. Si las comparamos con Brasil, Chile, Colombia o Perú esa cifra llama la atención. Argentina se sale del molde, por su inmanejable economía.

Las tasas se marcan por factores como el riesgo. El crédito corporativo en el país oscila entre el 8,06 y el 9,33%; el empresarial, entre el 9,75 y el 10,21%; y el del sector de las pymes está en las tasas referenciales del Banco Central entre el 11,20 y el 11,83% ¿Con esas tasas de interés puede crecer la economía, allá donde más lo necesita?