Alivio parcial tras acuerdo entre EE.UU y China

En una guerra comercial todos pierden, pero Estados Unidos decidió empezar el conflicto con China hace casi dos años, lo cual derivó en una escalada de aranceles entre ambos países que frenó el comercio y el crecimiento económico mundiales.

Por eso, el acuerdo parcial entre China y Estados Unidos, firmado el miércoles pasado, da cierta tranquilidad, pues permite prever que el comercio global no se deteriorará más.

La guerra comercial entre las mayores potencias económicas del mundo también motivó a que otros países aplicaran restricciones al ingreso de bienes y servicios, con el fin de proteger sus mercados internos. Este proteccionismo alteró la cotización de las monedas, frenó inversiones, rompió cadenas de suministros y redujo la producción, porque todo está interconectado, y más en una economía globalizada.

De ahí que el crecimiento del comercio mundial prácticamente se haya paralizado el año pasado. La incertidumbre provocada por las tensiones comerciales, pero también por el Brexit y los conflictos geopolíticas, dañaron el desempeño de la economía mundial. El 2019 cerró con 2,4% de crecimiento global, y ese fue el peor resultado desde la crisis financiera del 2008-2009.
Para el 2020 todavía se esperan efectos negativos de la confrontación comercial. El Fondo Monetario Internacional calcula que las pérdidas sumarán unos USD 700 000 millones, que equivalen al tamaño de toda la economía de Suiza.

Una recuperación más firme de la economía global dependerá de varios factores, entre ellos, la firma de la segunda fase del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, que aún no se negocia. La denominada ‘fase uno’ se limitó a congelar la escalada de aranceles y al compromiso de China de comprar más bienes a Estados Unidos, lo cual puede afectar a países emergentes que venden bienes agrícolas a los chinos.
El mercado también se pregunta si Estados Unidos abrirá nuevos conflictos comerciales, pues ya ha amenazado con imponer aranceles a países europeos, Vietnam y Tailandia.

Suplementos digitales