25 de septiembre de 2019 22:15

Los directivos de Independiente ofrecieron la victoria a la afición

El canal dueño de los derechos de emisión de la Copa Sudamericana instaló un set en el estadio Atahualpa, el 25 de septiembre del 2019. Foto: Pablo Campos / EL COMERCIO

El canal dueño de los derechos de emisión de la Copa Sudamericana instaló un set en el estadio Atahualpa, el 25 de septiembre del 2019. Foto: Pablo Campos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 23
Pablo Campos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El hall principal del viejo estadio Atahualpa parecía un plató de televisión. El canal dueño de los derechos de emisión de la Copa Sudamericana instaló ahí un set y la gente se arremolinó para continuar celebrando la gesta de Independiente. La euforia se multiplicaba.

Por aquel pasillo pasó Michel Deller, arquitecto de profesión y uno de los gestores de este proyecto que comenzó en la Segunda Provincial de Pichincha y que ahora se codea con la grandeza del continente. A su manera, Deller pidió la palabra ante la euforia de periodistas y curiosos. “Quiero agradecer a la gente. Se vivió un espectáculo de amor y unidad”, dijo el expresidente del equipo de Sangolqui, antes de pedir disculpas y salir disparado hacia la zona de camerinos. Deseaba fundirse en un abrazo con jugadores y cuerpo técnico.


También apareció por allí Franklin Tello, el actual presidente. “Queremos dedicar este triunfo a todo el pueblo ecuatoriano. Fue un partido esforzado, no comenzamos de la mejor manera, pero pudimos mejorar en el segundo tiempo. Queremos agradecer a la gente por su respaldo”.


Las familias de los jugadores también aparecieron por el lugar. Esperaban la salida de los suyos para mostrarles su amor y orgullo. Independiente celebra su segunda final continental. Ahora amenaza a ir por más. Así se lo prometieron los jugadores en el camerino. Quieren ser campeones.



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (51)
No (1)