24 de febrero de 2020 00:00

Moisés Caicedo, la nueva 'joya' que formó el Independiente del Valle

El jugador Moisés Caicedo fue capitán de Independiente del Valle en el equipo rayado en el torneo Mitad del Mundo en Chillo Jijón. Fue titular en el triunfo de Liga de Quito en el estadio Rodrigo Paz Delgado. FOTO: Cortesía de Independiente del Valle.

El jugador Moisés Caicedo fue capitán de Independiente del Valle en el equipo rayado en el torneo Mitad del Mundo en Chillo Jijón. Fue titular en el triunfo de Liga de Quito en el estadio Rodrigo Paz Delgado. FOTO: Cortesía de Independiente del Valle.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 21
Martha Córdova

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Que el entrenador Miguel Ángel Ramírez, de Independiente del Vallehaya solicitado su presencia para el partido contra Liga de Quito, el sábado pasado sonó a exageración. Moisés Caicedo tuvo que tomar el avión y retornar de Paraguay, donde jugaba la Copa Libertadores Sub 20 con el Independiente del Valle.

El juvenil justificó plenamente su presencia, pues pese a sus 18 años, jugó con solidez y seguridad. Es un volante de recuperación, que piensa y actúa con rapidez. En una jugada se anticipó al volante Antonio Valencia, de LDU, y volcó a su equipo a la ofensiva.

Fue el quinto partido de Caicedo en la Serie A, pero en categorías juveniles su hoja de vida está llena de títulos. El año pasado ganó la Copa Mitad del Mundo, y el Torneo Internacional Sub 17 que jugó Independiente del Valle en España.

El sábado 22 de febrero,  el equipo de Primera de los rayados le derrotó a Liga de Quito en el estadio Rodrigo Paz por el torneo local LigaPro, y domingo tenia planificado tomar maletas para retornar a Asunción pues Independiente también quiere ganar esa Libertadores Sub 20.


Moisés Caicedo llegó a Independiente del Valle cuando cumplió 13 años. Se formó en las calles de Santo Domingo de los Tsáchilas. Uno de sus 10 hermanos le trajo a Chillo Jijón para que se pruebe. Se quedó por la técnica que posee y que ha ido mejorando en las formativas de club rayado.

“El fútbol es mi pasión, pero además, quiero con esta profesión comprarle una casa a mis padres, que siempre han estado a mi lado”, dijo en agosto pasado, cuando ganó la Copa Mitad del Mundo y recibió el trofeo como capitán. Además, quiere ayudar a sus 10 hermanos y 25 sobrinos.

Durante ese certamen demostró otras destrezas: un líder en el equipo; organiza y habla con sus compañeros; un certero ejecutor de lanzamientos libres y penales.

Sus referentes han sido Jefferson Orejuela, Sebastián Méndez y ahora Cristian Pellerano. Todos han vestido la camiseta de Independiente del Valle, el equipo al que siempre quiso llegar. En el ámbito académico también es muy buen alumno. Tiene las mejores notas en matemáticas, tal vez por eso sus pases son exactos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (3)