Científicos estudian la enfermedad de chagas en Calvas, Loja
Los estudiantes ecuatorianos reclaman atención a tod…
Arosemena prevé ordenar las cuentas públicas con vis…
Continuidad del frente político ayuda a sostener el diálogo
Fortalecimiento policial aún está en oferta
Expertos dan cinco claves para una reactivación efec…
Nuevo ministro de Finanzas Pablo Arosemena mantuvo p…
Nebot propone que Ecuador se convierta en una Repúbl…

‘Loco’ Palermo dice adiós al fútbol

Un goleador histórico de Boca Juniors. Martín Palermo marcó 237 goles con el club xeneize. También fue seleccionado argentino.

Un goleador histórico de Boca Juniors. Martín Palermo marcó 237 goles con el club xeneize. También fue seleccionado argentino.

Martín Palermo se despide simbólicamente hoy del fútbol, con una fiesta y un partido en el que estarán figuras del fútbol argentino y sudamericano. Se va, a pesar de ser hincha de Estudiantes, vistiendo la camiseta de Boca Juniors, equipo con el que marcó 237 goles y fue su mayor goleador de la historia.

Será la fiesta que permitirá el reencuentro de varias figuras ya retiradas del fútbol y con otros que aún juegan como Juan Sebastián Verón, Rodrigo Braña o Pablo Migliore. Ellos estarán en el equipo Los amigos de Martín, junto a Alejandro Lembo, Diego Capria, Roberto Ayala, entre otros.

En el ‘equipo de Martín’ estarán los tres colombianos del Boca que dirigió Carlos Bianchi: Óscar Córdoba, Mauricio ‘Chicho’ Serna y Jorge Bermúdez. También estará Guillermo Barros Schelotto, de quien fuera enemigo en su infancia y adolescencia, tanto en el colegio como en el fútbol de La Plata (Guillermo jugaba en Gimnasia y Esgrima). Luego, se volvieron amigos inseparables desde que llegaron a Boca, en 1997.

A nadie mejor que a Palermo le queda mejor la definición de Bianchi: el optimista del gol. “Hasta los tres penales fallados en la Copa América (1999) son la muestra de que siempre tuvo fe en el arco”, dice Juan, encargado de la seguridad del club xeneize.

Sus goles son una muestra de que asombraba y enamoraba a los hinchas. Uno de ellos fue el 24 de mayo del 2000, frente a River, en los cuartos de final de la Libertadores. Fue el primer partido que jugó luego de siete meses de lesión y marcó el tercer gol, de media vuelta. También hizo dos goles contra el Real Madrid, en la final de la Intercontinental del 2000. Otro caso histórico fue el gol de cabeza que marcó a 38,9 metros de distancia.

A pesar de ello, al interior del club, lo que más recuerdan es su carácter. “A pesar de toda su grandeza, fue humilde y atento. Él es el mejor de todos y para mí es aún más ídolo que Maradona”, dice el encargado de la seguridad.

Diego Maradona no estará en el partido. También es incierta la presencia de Carlos Tévez.

Palermo compartirá unos minutos con su hijo Ryduan, ariete de las juveniles de Estudiantes.