Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México
Los planes de contingencia en mercados de Quito se a…
La justicia en Ecuador enfrenta cinco problemas complejos
Salud destina USD 20 millones para dotar de medicina…
Karla Kanora explora con la cumbia y la marimba

Jaime Iván Kaviedes: ‘La mitad de mi familia en Guayaquil está infectada por el covid-19’

Jaime Iván Kaviedes, exseleccionado de Ecuador. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Jaime Iván Kaviedes, exseleccionado de Ecuador. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Jaime Iván Kaviedes, exseleccionado de Ecuador. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El exseleccionado ecuatoriano, Jaime Iván Kaviedes, se mantiene tranquilo durante la emergencia sanitaria, pese a que varios de sus familiares contrajeron el covid-19. El deportista espera que la situación mejore con el tiempo.

“La mitad de mi familia en Guayaquil está infectada de coronavirus pero no he tenido ninguna pérdida. En la vida, lo bueno y lo malo, todo pasa. La zozobra y el miedo deben superarse”, dijo el exgoleador nacional, en una entrevista para radio La Red, este 4 de mayo.

Kaviedes vive a las afueras de Cuenca y contó que por el momento no ha tenido complicaciones debido al virus. Todavía juega fútbol en torneos amateur y barriales, dice que siempre será futbolista.

Durante la entrevista, el ‘Nine’ recordó anécdotas de su paso por la selección nacional y los partidos más importantes que jugó, que lo llevaron a marcar el gol que llevó a Ecuador a su primer Mundial, ante Uruguay, en el 2001.

“El Tin (Agustín Delgado) y el ‘Bolillo’ (el DT Hernán Gómez) decían que cuando yo cogía la pelota cualquier cosa podía pasar. En esa selección todos nos sentíamos respaldados. En la jugada de gol ante Brasil hay 2 versiones: la verdadera es la que me tropecé y no supe qué hacer”, contó entre risas.

Contó que el gol de la clasificación a Japón y Corea 2002 también fue una sorpresa para él, puesto que el juego aéreo no era uno de sus fuertes.

“Todos saben que no era muy cabeceador. Más que centro de Álex Aguinaga fue un pase gol. Siento que ante Uruguay el gol lo empujamos todos. Fuimos parte de un grupo que cambió la historia del fútbol ecuatoriano”, dijo.