17 de January de 2012 00:03

Juan Paredes y Édder Vaca están ansiosos por volver a la cancha

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con una mano, Édder Vaca se tocaba su cabello ensortijado y con la otra manipulaba su celular. Lucía inquieto, pero no por el cansancio de estirar una liga con sus pies, como parte de su rehabilitación.

Vaca estaba así ayer porque le desesperaba perderse la pretemporada con Deportivo Quito. “Desde el sábado que llegó dice ¡Ya me quiero ir! ¡Quiero jugar!”, afirma Luis Rojas, fisioterapeuta.

Eso precisamente fue lo que el jugador le dijo ayer a Juan Carlos Paredes. “La base del año es la pretemporada, yo quiero jugar”.

Vaca, que firmó dos años con el plantel quiteño, empezó las prácticas el pasado 9 de enero en Quito, tras disfrutar de las vacaciones. El 10 viajó a Ibarra junto al resto de sus compañeros, pero el 13 ya estuvo de regreso en Quito.

¿La razón? El jugador dice que sintió una molestia en la rodilla y, para prevenir, el doctor Pablo Cisneros le pidió que trabajara junto con Rojas, en su consultorio, ubicado en la Isla San Cristóbal y Floreana, en el norte de Quito.

El volante llegó a ese lugar para reducir la hinchazón de su rodilla izquierda, producto, dice, Vaca, por el esfuerzo realizado en la pretemporada. Esa rodilla fue intervenida quirúrgicamente en el 2009, cuando jugaba para Liga.

Ahora, luego de tres días de rehabilitación, Vaca se siente mejor y espera unirse al club el próximo lunes, al igual que la ‘Hormiga’ Paredes. “Hasta ahora todo va bien, pero aún falta que el doctor Pablo los evalúe”, aseguró Rojas.

Similar información le proporcionó una asistente a Paredes, que con la voz amigable pero fuerte reclamó: “¡Pero usted nunca dice de qué lunes está hablando!”.

Paredes, al igual, que Vaca, está deseoso de entrenarse bajo las órdenes del técnico Carlos Ischia; sin embargo, la ‘Hormiga’ espera con paciencia a que Rojas y Cisneros le den de alta.

Paredes, jugador del club quiteño por cuatro años, también empezó la pretemporada el 9 de enero, pero se retiró tras sentir nuevamente una molestia en la pierna derecha, la misma que le impidió jugar la final del torneo 2011.

El dolor que sentía Paredes alarmó a Rojas, pues se suponía que debía estar mejor tras una semana de rehabilitación. Sin embargo, después de retornar a las sesiones de fisioterapia, tras las vacaciones, el volante se siente mejor.

Inicialmente, se pensaba que era un problema de meniscos, pero después los doctores determinaron que el dolor lo causaba una inflamación en el tendón.

Con molestias parecidas llegó Luis Saritama. Según Rojas, el capitán pudo ser operado del menisco izquierdo pero, tras un nuevo análisis, se decidió tratarlo con fisioterapia. El volante recibió el alta el sábado luego de una segunda resonancia magnética.

En la rehabilitación, Saritama hizo ejercicios parecidos a los de una práctica, sin molestias. Según el fisioterapeuta particular Diego Salvador, ese trabajo fue el corrector, aunque aún se debe esperar una semana. “Si vuelve el dolor, se debería pensar en la operación”.

Trabajos en casa

Después  de las sesiones que  los jugadores realizan  en el consultorio del doctor Luis Rojas, ellos llegan a su casa  para aplicarse hielo en la zona afectada, en  determinados  intervalos.   

Juan Carlos  Paredes también realiza ejercicios para fortalecer el  sistema muscular. “Trabajo en mi casa con unas ligas que yo tengo”, comenta el jugador.  También se puede trabajar sobre una bicicleta.
 
Para fortalecer  la zona muscular, Rojas también les recomendó  realizar  ejercicios con cierta frecuencia, aunque sin   
necesidad de  utilizar pesas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)