26 de January de 2012 12:25

Guinea Ecuatorial gana con ayuda externa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los aficionados entraron en delirio cuando David Álvarez, en el momento menos pensado, anotó el 2-1 contra Senegal en el tercer minuto del descuento.

El coanfitrión de la Copa África, que ocupa el lugar 151 en el ranking de la FIFA, fue el primer equipo en avanzar a cuartos de final del torneo. Pero Guinea Ecuatorial no lo ha conseguido sola del todo. Ayuda decisiva llegó del extranjero. Ninguno de los jugadores que el miércoles saltaron al campo en Libreville habían nacido en el país occidental africano.

A conseguir el triunfo ayudaron un arquero brasileño, un defensa libio, un centrocampista de Costa de Marfil, un delantero camerunés así como algunos jugadores españoles, entre ellos Álvarez, el héroe del miércoles por la tarde. Esta es la primera que el pequeño país de 700.000 habitantes participa en la Copa África.

De la selección de 23 hombres, a las órdenes del entrenador brasileño Gilson Paulo, sólo dos nacieron en el país: el tercer arquero Felipe Ovono y el defensa suplente José Bokung. El reclutamiento de jugadores más allá de las fronteras del país comenzó cuando en 2004 Antonio Dumas asumió la dirección del equipo nacional. El brasileño, ex entreandor de Togo, se trajo algunos compatriotas que introdujo en la selección.

La federación y los políticos alentaron a Dumas a buscar talentos en el extranjero para Guinea Ecuatorial. Dumas atrajo primeramente al país a algunos compatriotas. Más tarde se amplió la práctica y se concedió la nacionalidad a casi todo el que la deseaba.Por ejemplo, al defensa Lawrence Doe. "Me siento muy feliz y orgulloso, pues aunque he nacido en Liberia ahora soy un guineano.Guinea Ecuatorial es mi casa, pues aquí tengo a mi mujer y a mi hijo", dijo. "Ella cuida de mí, el gobierno cuida de mí", agregó.

El aliciente para los jugadores no es sólo sin duda el poder jugar fútbol internacional, sino tambien el dinero de un país rico en petróleo. El presidente, Teodoro Obiang, apasionado del fútbol, lo da gustoso a sus jugadores. Antes del partido inicial, el hijo del mandatario prometió al equipo una prima de un millon de dólares que ya se repartió después del triunfo por 1-0 sobre Libia. Ahora, con la victoria contra Senegal, un nuevo premio está en camino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)