Deportistas hicieron un plantón en la Cruz del Papa …
Tribunal retira la nacionalidad ecuatoriana a Julian…
Uganda aprueba la pena de muerte para quienes realic…
Rusia acumula ya más de 155 000 fallecidos por covid-19
Asciende a más de 3 700 el número de desplazados por…
Berlín plantea acabar con test gratuitos de covid cu…
No respetar el certificado de vacunación en Francia …
Al menos 6 muertos por fuertes lluvias en campamento…

La Ecuafútbol separó al entrenador, preparador físico y médico acusados de acoso sexual en la selección femenina

Partido de fútbol femenino entre Liga de Quito y la Selección Sub 20 en la Casa de la Selección. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Partido de fútbol femenino entre Liga de Quito y la Selección Sub 20 en la Casa de la Selección. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Imagen referencial de la Selección de Ecuador  Sub 20 en la Casa de la Selección. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Mediante un comunicado, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) oficializó la salida de Luis P., Tomás A. y Héctor B., acusados recientemente por presunto acoso sexual, por parte María G., exseleccionada nacional.

La FEF resolvió: “Dejar de contar con los servicios de los profesionales involucrados, en aras de la tranquilidad, confianza y seriedad que debe primar como valores importantes en el desarrollo de sus actividades”.

La denuncia se dio a conocer durante el último fin de semana, pero según esta última, los hechos irregulares se habrían registrado desde mayo de 2018, según los documentos presentados en la Fiscalía 1 de Pichincha.

“La denuncia contiene hechos muy graves que deberán seguir la respectiva investigación que dispone la ley, para lo cual la Federación ofrece brindar todas las facilidades necesarias para que la autoridad competente llegue a establecer la verdad y se apliquen las medidas que correspondan”, extiende el comunicado.

El entrenador involucrado rechazó las acusaciones y dijo sentirse perjudicado. Instó a que la FEF también realice una investigación interna, para determinar los móviles de la denuncia presentada por la jugadora.