Pico y placa en Quito se suspende por feriado en la capital
Reconstrucción del caso María Belén Bernal realizó l…
Joven pierde sus piernas por una infección, luego de…
Una nueva edición de la fiesta de los dulces para ce…
Darwin Pereira: La administración de Hernán Ulloa ha…
Irán suprime Policía de la moral, fuerza que detuvo …
Ecuatoriano tiene pedido de extradición de EE.UU. po…
La libertad financiera puede ser una meta para el 2023

Emelec ganó y empezó a calentar el clásico

Ayer, en el Capwell. El delantero Marcos Mondaini (der) y el defensa Óscar Bagüí (izq,)  intentan quitarle la pelota  a un adversario.

Ayer, en el Capwell. El delantero Marcos Mondaini (der) y el defensa Óscar Bagüí (izq,) intentan quitarle la pelota a un adversario.

El resultado le otorgó más expectativa al clásico del Astillero que se jugará este domingo, en el estadio Capwell. Emelec derrotó ayer a Independiente del Valle 2-1 en su cancha.

Los goles los marcaron el mediocampista Enner Valencia, a los 31 minutos y Gabriel Achilier, a los 41. Otavio Ferreira marcó para los del Valle.

Emelec empezó el partido con un juego cargado de vértigo y dinamismo. Todo indicaba que el Independiente del Valle iba a ser un rival fácil.

La actitud del cuadro dirigido por Carlos Sevilla daba para pensar aquello debido a que decidió defenderse y aportarle al contragolpe. Pero esos intentos se encontraron con una defensa azul concentrada y aplicada en la marca y el anticipo.

La propuesta del estratega argentino Gustavo Quinteros fue clara. Colocó a Marcos Mondaini y Enner Valencia por los costados y les dio la orden de ganar la línea de fondo y lanzar centros al área.

En esa zona se movieron el delantero Marlon De Jesús y detrás de él, el manabita Efrén Mera.

Pero hubo una innovación que le dio resultados al adiestrador azul. ¿Cuál fue?, cambiar de posición al volante paraguayo Fernando Giménez.

El ‘Vikingo’, ha jugado habitualmente como volante ofensivo, pero desde el compromiso de Copa Sudamericana ante la Universidad de San Martín (Perú) es el líder de la zona de contención.

Fue precisamente Giménez quien habilitó a Valencia para que marcara el primer tanto, pero después salió lesionado con un esguince de tobillo.

Sevilla mostró su desesperación e inconformidad con el juego de su equipo realizando tres variantes de golpe en el inicio de la segunda etapa. Dispuso el ingreso de Otavio Ferreira, Daniel Samaniego y Lenín Poroso.

Ellos ingresaron en vez de Jefferson Orejuela, John Cortés y Fernando Guerrero. Con esas variantes, el DT desistió de jugar con línea de tres en la defensa y los hizo con cuatro.

Los cambios dieron mayor dinamismo al club de Sangolquí. Ferreira fue quien marcó el tanto del descuento (85’).