Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 14 de junio del 2021
La demanda de vestidos de grado se recupera frente al 2020
14 años de debate, para focalizar subsidios; Gobiern…
La vacuna es una forma de protegerse, pero no libra …
Transportistas de seis ciudades piden subir el pasaje urbano
Hotel Quito, el ícono de la modernidad de la ciudad
Venezolanos tienen alta expectativa para la regularización
La Fiscalía acumula más elementos en el caso Las Torres

El ‘Bolillo’ aclaró que no pidió clemencia a Inglaterra en el partido del Mundial

El seleccionador de Panamá, el colombiano Hernán

El seleccionador de Panamá, el colombiano Hernán "Bolillo" Gómez, antes de la semifinal de la Copa de Oro, disputada entre México y Panamá. Foto: Agencia AFP

El seleccionador de Panamá, el colombiano Hernán “Bolillo” Gómez, antes de la semifinal de la Copa de Oro, disputada entre México y Panamá. Foto: Agencia AFP

La rueda de prensa de presentación había terminado, pero Hernán Darío Gómez tenía algo más que decir. El nuevo DT de la Tri quiso aclarar la polémica mundialista, durante su partido contra Inglaterra, en la que supuestamente pidió al DT Inglés que no les hicieran más goles.

“No hay que desinformar. Yo no pedí clemencia. Le dije al entrenador de ellos (Gareth Southgate), que habla español, que nosotros no íbamos a pegar mas, pero que ellos tampoco lo hagan”, dijo el colombiano.

Según él, al término del primer tiempo los jugadores estaban molestos en el camerino, porque perdían por 5-0. El entrenador relata que el presidente de la Federación Panameña bajó al camerino molesto por la violencia con la jugaban los centroamericanos.

“Me dijo que no podíamos dar ese espectáculo, los muchachos estaban calientes y el panameño da mucha patada. Me comprometí a controlar a los chicos y le pedí lo mismo al DT inglés, cuando salimos a la cancha”, explicó, entre las risas de los asistentes.

El partido finalizó con un contundente 6-1, a favor de los europeos. Sin embargo, para los centroamericanos fue un duelo histórico, porque marcaron su primer gol en una cita mundialista, mediante Felipe Baloy.