Comidas típicas se ofrecen en el sur de Quito
Asamblea no logró aprobar ni archivar la reforma tributaria
Pregón por las Fiestas de Quito se encendió en San Francisco
Fiestas de Quito se inician con abrazo fraterno
Lasso nombra a nuevos embajadores en Australia y Palestina
Ecuador acogerá la Cumbre Iberoamericana de 2024
Deslizamientos, colapsos e inundaciones se reportan en Quito
La Reina y su corte iniciaron sus actividades por Fi…

Los árbitros exigen a la FEF el pago de USD 1 millón de la temporada 2019

Los árbitros que participaron del partido entre Delfín y LDU, el 16 de noviembre del 2019. Roddy Zambrano está en el centro de la gráfica. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Los árbitros que participaron del partido entre Delfín y LDU, el 16 de noviembre del 2019. Roddy Zambrano está en el centro de la gráfica. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Los árbitros que participaron del partido entre Delfín y LDU, el 16 de noviembre del 2019. Roddy Zambrano está en el centro de la gráfica. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

La Asociación Ecuatoriana de Árbitros de Fútbol, presidida el excolegiado Luis Muentes, exige a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) el pago de una deuda correspondiente al 2019 que llegaría a USD 1 millón. 

La inclusión de Carlos Galarza como nuevo presidente de la Comisión Nacional de Arbitraje de la FEF generó malestar entre el gremio. Muentes acusó públicamente al directivo de tener un “pasado oscuro”.

“El abogado Galarza tiene un pasado oscuro con el gremio arbitral, las cosas hay que llamarlas como son”, dijo Muentes.

La deuda que la FEF mantendría con la Asociación también sería otro de los puntos álgidos de la relación entre los colegiados y la Ecuafútbol. Esta se ha venido acumulando en el último año.

“Nosotros hemos perdonado deudas de casi un año que tiene la Federación Ecuatoriana de Fútbol con nuestro gremio, porque entendemos que es un nueva dirigencia y tienen que trabajar”, expuso Muentes en una entrevista en la emisora La Red (102.1 FM).

Las quejas y reclamos de dineros no son nuevos. En enero, el cuerpo colegiado exigió los pagos. Incluso hubo malestar tras conocer el informe económico que presentó el directorio en el último congreso.

En esa época, la Asociación ya había amenazado con paralizar el torneo nacional. Incluso hubo un cruce verbal con directivos de clubes.

“Nos ha manifestado la Ecuafútbol que en 2019 no hubo ingresos, que están con déficit y que esperan que este 2020, con las eliminatorias, puedan recuperarse económicamente y cumplirnos”, dijo entonces Muentes, quien además asegura que Jaime Estrada (vicepresidente de la FEF) y Galarza no conocía de la deuda.

El tema económico de los árbitros es más complejo. Esta temporada 2020 la LigaPro ofreció menos dinero para la Asociación. Algo que fue aceptado a inicios del año.

Suplementos digitales