22 de enero de 2020 12:01

Las cuatro razones de la debacle de Ecuador Sub 23 en el Preolímpico

El futbolista ecuatoriano Gustavo Cortez reacciona después del partido de fútbol del Torneo Preolímpico Sudamericano Sub 23 contra Colombia jugado en el Estadio Centenario en Armenia, Colombia, el martes 21 de enero del 2020. AFP

El futbolista ecuatoriano Gustavo Cortez reacciona después del partido de fútbol del Torneo Preolímpico Sudamericano Sub 23 contra Colombia jugado en el Estadio Centenario en Armenia, Colombia, el martes 21 de enero del 2020. AFP

valore
Descrición
Indignado 34
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Redacción Deportes
(D)

Ecuador está prácticamente eliminado de la segunda fase del Preolímpico de Colombia. El equipo tricolor lleva dos partidos perdidos, cero goles a favor y siete tantos en contra y si bien tiene que medirse a Venezuela y Argentina, parece no tener respuestas futbolísticas para revertir su suerte.

La base del equipo es la exitosa Selección Sub 20 que el año pasado hizo historia al ganar el Sudamericano de Chile y quedar en tercer lugar en el Mundial de Polonia. Pero, ¿qué factores desencadenaron la debacle? ¿Por qué el equipo no pudo hallar respuestas futbolísticas? Aquí esgrimimos cuatro razones:

1. El uso (y abuso) del DT Jorge Célico
El 1 de agosto pasado, la Ecuafútbol despidió a Hernán Darío Gómez de la Selección mayor y recién anunció a su reemplazo el pasado 13 de enero: Jordi Cruyff. Durante todo ese lapso, el organismo encargó el puesto de DT a Jorge Célico.

El entrenador tuvo que asumir el puesto dejando de lado la planificación con la Sub 23 que solo pudo hacer microciclos de trabajo en octubre y diciembre. Recién el 18 y 21 de diciembre, el equipo juvenil pudo salir al exterior a disputar partidos: dos juegos ante Perú en Lima.

La Federación enfocó su trabajo con la Selección mayor y el cuerpo técnico de Célico y olvidó de hacer partidos de fogueo, mientras sus pares de Sudamérica preparaban a la par a sus equipos de adultos y Sub 23 aprovechando las fechas FIFA.


2. Los clubes ‘ningunearon’ a la Selección
Jorge Célico y su equipo de trabajo recibieron, negativa, tras negativa de equipos internacionales para contar con jugadores seleccionables de la Sub 23: Valladolid le cerró el paso a Stiven Plaza; Sporting de Lisboa a Gonzalo Plata; Orlando City a Jheghson Méndez. De hecho, este último club le respondió un oficio al DT argumentando “creemos que el jugador tiene una categoría superior a la de una Sub 23”. Solo el Xolos de Tijuana facilitó a Jordan Rezabala y el Santos brasileño a Jakson Poroso.

La negativa a ceder jugadores también vino de los equipos locales: el primero en dar un paso atrás fue Emelec que anunció el 17 de diciembre que no cedería a Joao Rojas, Bryan Cabezas y Bryan Carabalí.

En la última semana de diciembre, Aucas también anunció que no prestaría a Alexander Alvarado, John Espinoza, Johan Lara y Gregory Anangonó. Los dos primeros eran parte de la columna vertebral del equipo de Célico: Espinoza era el capitán y Alvarado, uno de los extremos más desequilibrantes.

3. Las peleas internas

El 14 de enero, Patricio Lara dejó de ser el asistente técnico de la Selección Sub 23. Lara era la mano derecha de Célico desde que trabajaban en Universidad Católica en el 2010. Recorriendo juntos en el cuadro ‘camaratta’, en la Selección Sub 20 en el Sudamericano, el Mundial de Polonia y el encargo en la Selección mayor.

Sin embargo, dos días antes del viaje a Colombia, el entrenador Jorge Célico decidió separarlo del cargo: “la salida de Patricio Lara fue decisión mía. Uno necesita la tranquilidad, sentirse más cómodo y de la mejor manera”, dijo el técnico. Por su parte, Lara dijo que ambos habían tenido diferencias. “Él me pidió que no continúe en el staff”. La salida del asistente generó intranquilidad.

4. La expulsión de Alcívar y los goles recibidos
Pese a las contundentes caídas en el Preolímpico, (3-0 ante Chile y 4-0 ante Colombia), la Selección mantuvo su idea ofensiva e incluso generó acciones ofensivas. Pero falló en los retrocesos defensivos: el mismo Jorge Célico reconoció que el cuadro colombiano se hizo un festín jugando a las espaldas de los mediocentros Alan Franco y José Cifuentes.

Pero, los problemas empezaron en el juego del debut ante Chile, el pasado sábado 18 de enero: antes de los 30 minutos, Ecuador perdió por expulsión a Jordy Alcívar. En lugar de reforzar el mediocampo, el cuerpo técnico mantuvo a sus dos arietes en cancha: Leonardo Campana y Alejandro Cabeza, generando un desgaste mayor para Franco y John Sánchez que dio una mano en la marca. En el segundo tiempo, Chile marcó los goles aprovechando la asfixia de los jugadores ecuatorianos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (8)