13 de mayo de 2019  13:57

Mauricio Quiñónez, el campeón que perdió la timidez en Independiente y se inspiró en David Luiz

Josué Mauricio Quiñónez (der.), jugador de Independiente Jr., disputa un  balón en un compromiso ante el Manta FC

Josué Mauricio Quiñónez (der.), jugador de Independiente Jr., disputa un balón en un compromiso ante el Manta FC. Foto: API para Grupo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mauricio Quiñónez lucía siempre con orgullo su melena alborotada de rizos por las canchas y los patios del Centro de Alto Rendimiento del Independiente del Valle, un estilo que lo distinguió siempre entre los talentos del club, que lo acogió cuando tenía 12 años.

A esa edad, en el 2011, era un chico tímido e introvertido, al que le costaba expresarse, recuerdan sus exentrenadores Luis ‘Chocolate’ Medina y Juan Carlos ‘El Pechón’ León. Ocho años después, por la convivencia y el fútbol, se convirtió en alguien más sociable que hacía bromas con sus compañeros y le gustaba hablar mucho durante los partidos.

El equipo del Valle fue su casa desde el 2011 cuando llegó por recomendación de su tío Narciso Mina, quien entonces era delantero y goleador del equipo principal. Fue observado y pasó las pruebas que le permitieron vivir en la residencia del equipo hasta el 2018.

“Era un chico muy educado, que estaba siempre presto para aprender en el día a día. Venía de un hogar muy humilde de Guayaquil. Su madre era todo para él”, recuerda ‘Chocolate’ Medina sobre el defensor, de 18 años, que fue asesinado el domingo en su ciudad natal. Su sepelio se realizará el miércoles 15 de mayo del 2019.

‘Mauri’ llegó a jugar en la categoría Sub 12 y pasó por todas las divisiones juveniles del Independiente hasta que el año pasado se incorporó al plantel de la Reserva. Esta temporada, en el 2019, pasó a formar parte del Independiente Juniors, la filial del conjunto de Sangolquí, para disputar la Serie B.


Siempre jugó en la defensa como zaguero o lateral derecho o izquierdo. Por sus condiciones, llegó a la Selección Sub 17, que participó en el Sudamericano de Chile, en el 2017. También fue parte del proceso de la Tri Sub 20 que comandó el DT Jorge Célico. Incluso, fue convocado para el segundo microciclo previo al Mundial de la categoría que se disputará en Polonia.

Su último título lo alcanzó el año pasado, cuando disputó la final de la Sub 18 frente a El Nacional.

Para jugar se ponía un cintillo que le ayudaba a sujetar su melena, un corte de cabello que se lo copió al brasileño David Luiz, de quien también copió su estilo de juego.

“Con Independiente ganó la madurez que se necesitaba en un equipo profesional. Los dos últimos años era distinto al chico tímido que llegó al club. Hacía chistes y hablaba mucho en la cancha”, reconoce León, con quien se proclamó vicecampeón de la Libertadores Sub 20 que se disputó el año pasado en Uruguay.


Quiñónez jugó su último encuentro el sábado 11 de mayo ante el Santa Rita, por la décima fecha de la Serie B. Al jugador se lo vio contrariado por la derrota 1-0. “Nos tocó perder, pero hay que seguir trabajando para el próximo partido”. Explicó una acción que originó el penal del equipo rival y se marchó a Guayaquil, donde tenía previsto ver a su progenitora por el día de las madres.


Sus compañeros Gonzalo Plata y Moisés Ramírez, con quienes compartió vivencias y se crío en la concentración del Independiente del Valle, lamentaron la muerte de su amigo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)