Precios, abastecimiento: ¿Cómo están los mercados de Quito?
Los hospitales de Cuenca en alerta por falta de oxígeno
Pérdidas económicas por manifestaciones en Ecuador a…
Universidades: Centros emiten comunicados sobre clas…
Seis muertos por desplome de palco de una plaza de t…
EN VIVO: Asamblea reinstala debate del pedido de des…
Manifestantes ingresaron a las instalaciones del ECU…
Estos son los cantones de provincias que siguen en c…

Jueza ordena que la LigaPro retenga más de USD 2 millones a Barcelona SC, por deuda con Servisky

Partido de la primera fecha de la segunda etapa del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol entre Barcelona Sporting Club y El Nacional, jugado  el domingo 22 de julio de 2018 en el estadio Monumental. Foto: API para EL COMERCIO

Partido de la primera fecha de la segunda etapa del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol entre Barcelona Sporting Club y El Nacional, jugado el domingo 22 de julio de 2018 en el estadio Monumental. Foto: API para EL COMERCIO

Partido de la primera fecha de la segunda etapa del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol entre Barcelona Sporting Club y El Nacional, jugado el domingo 22 de julio de 2018 en el estadio Monumental. Foto: API para EL COMERCIO

El pasado 29 de agosto la jueza María Isabel Valdiviezo, de la Unidad Judicial Civil del Guayas, ordenó a la Liga Profesional que retenga USD 2 004 533,02 a Barcelona Sporting Club, debido a una deuda que mantiene con la empresa Servisky.

El oficio número 0263-UJCG-2018-YGP ordena al organismo retener los valores que se deben entregar al club “por cualquier concepto”. Al momento, la LigaPro se encarga de repartir el dinero concerniente a los derechos de televisión del campeonato nacional.

La relación entre club y la empresa inició en el 2011, durante la presidencia de Alfonso Harb. Según explicó el actual vicepresidente financiero canario, Juan Alfredo Cuentas, al año siguiente de que se firmó el convenio, durante la administración de Antonio Noboa, se descartó ese convenio.

El acuerdo fue una venta de derechos comerciales, en la que Servisky podía cobrar a través de un servicio de mensajes de texto, donde los usuarios escribían para recibir información exclusiva del club.

Debido a la ruptura del contrato, la deuda que inicialmente era de USD 600 000 incrementó al monto que demanda actualmente la compañía, según informó Cuentas. El directivo además aclaró que cuando asumieron el club, en octubre de 2015, no encontraron documentación de ese acuerdo.

En marzo del 2017 la justicia ecuatoriana ya solicitó a la Ecuafútbol que retenga los valores mencionados, por concepto de derechos de TV.