1 de enero de 2019 10:33

Una oreja por coleta en el cierre de la Feria de Cali

El torero mexicano Sergio Flores, lidia el toro Hoyador de la ganadería Mondoñedo, durante una corrida de toros el lunes 31 de diciembre de 2018 en Cali, Colombia. EFE

El torero mexicano Sergio Flores, lidia el toro Hoyador de la ganadería Mondoñedo, durante una corrida de toros el lunes 31 de diciembre de 2018 en Cali, Colombia. EFE

valore
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Gonzalo Ruiz Álvarez
Desde Cali (I)

Una oreja cada diestro de la terna y un toro premiado con la vuelta al ruedo fue el saldo de la última corrida de la feria que estrenaba empresa y que se celebró con un tercio de plaza en los tendidos en el último día del 2018, el lunes 31 de diciembre.

Se lidió un encierro bien presentado pero de complicado juego, de la ganadería de Mondoñedo, se premió con la vuela al redondel del cuarto toro de nombre ‘Bambuco’, N°37 de 536 kilos. Cortaron una oreja los toreros americanos Sergio Flores, Juan de Castilla y Jesús Enrique Colombo.

Con una buena lidia de ‘El Jeringa’ el mexicano Sergio Flores puso solvencia y buen oficio en las cortas tandas de templados naturales y derechazos que dio antes de que el toro se rajara a tablas. Estocada entera trasera, tres golpes de descabello aviso y pitos al toro en el arrastre.

El torero de Tlaxcala recibió a su segundo con dos verónicas, dos chicuelinas y dio las tablas ante las condiciones de la res a la que el propio matador cuidó en la lidia y, tras un buen tercio de banderillas a cargo de ‘El Jeringa’, construyó un trasteo serio, de derechazos de buen corte luego de un solvente inicio por alto. Naturales de muy buena factura y nuevo ensayo por ambos pitones con prestancia, cercanías y calidad cuando el toro se apagó poniéndolo todo el diestro en una faena variadas y de arte. Estocada entera, trasera, oreja para el torero y vuelta al anillo al toro.

Juan de Castilla pechó con un toro que se defendía y al que Rafael Torres dejó un buen puyazo y banderilleó con solvencia Garrido. Porfía en los derechazos que el público aplaudió hasta que la res se terminó rajando. Dos estocadas tendidas descabello y aviso. Pitos al burel en el arrastre.

El colombiano lanceó con buenas verónicas a su segundo, que también se defendía e hizo un trasteo hábil, con buenos pasajes de toreo por derechazos, hasta en cuatro series cortadas por que el toro era remiso a colaborar. Muletazos en circular jaleados y estocada entera, que derribó sin puntilla, oreja en medio del aplauso general.

Jesús Enrique Colombo hizo frente a otro toreo correoso que se defendía. El torero estuvo animoso pero falló en la colocación de sus primeros pares y se lució en el último par de banderillas. Se dobló toreramente e hizo una faena de entrega y con buenos momentos, aunque algo intermitente pero de conexión popular. Gran estocada volcándose y de mucho riesgo que tiró al toro sin puntilla para pasear una oreja entre el entusiasmo del público.

Poco pudo hacer con el sexto que fue devuelto ante una evidente cojera y el sexto bis, del mismo hierro fe un toraco que se las traía consigo y con el que nada pudo hacer el torero de San Cristóbal, Venezuela, al que sin embargo dejó dos buenos pares de banderillas, uno de ellos al violín. Otra estocada entera que tumbó al último toro de la feria sin puntilla.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (6)