26 de agosto de 2019 00:00

Gabriel Schürrer: 'Requiere un tiempo armar un equipo’

Gabriel Schürrer, entrenador de Sociedad Deportiva Aucas. Foto: David  Landeta/ EL COMERCIO

Gabriel Schürrer, entrenador de Sociedad Deportiva Aucas. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 16
Pablo Campos
Coordinador (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Usted llegó en abril a Aucas, un equipo que tuvo, antes de su período, tres entrenadores en seis meses. ¿Es complicado trabajar en un contexto en donde, parece, mandan los resultados por encima de los procesos?

En el fútbol siempre mandan los resultados. Yo no sé cuáles fueron los objetivos que se les plantearon a los anteriores entrenadores y si los cumplieron o no. Nosotros fijamos con la directiva unas metas claras: llegar a los ‘playoffs’ y, a partir de ahí, ser protagonistas e intentar llegar a las copas internacionales. Requiere un tiempo prudencial armar un equipo. Aquí llegó gente de diferentes lados y estamos construyendo un equipo que será competitivo hasta el final. Estamos por buen camino.

Aucas mejoró tras la paralización del torneo por la Copa América. ¿Cuál fue la clave para lograr cambios?

Trabajo, muchas horas de entrenamiento y ganarme la credibilidad de los jugadores. Es un camino en el que vamos proponiendo y convenciendo a los futbolistas. Hemos conseguido buenos resultados; y corregir cuando se gana siempre es mejor.

¿Qué tan cerca está su equipo de lo que quiere?

Hay muchas cosas que se están haciendo bien. Hemos usado dos y hasta tres sistemas de juego con un equipo que ha mostrado condiciones para hacerlo. Como dije antes, este es un equipo en formación, hemos traído jugadores y la clave es generar competencia entre todos los miembros de la plantilla para elevar el rendimiento.

En el fútbol se usan muchas etiquetas simplistas: de Eduardo Favaro, el extécnico del equipo, se decía que era ‘ofensivo’, mientras usted lleva el cartel de ‘defensivo’. ¿Qué le genera esto?

A mí no me gustan esas etiquetas. No tengo características ofensivas ni defensivas. En el juego hay dos facetas: cuando no tienes el balón, tienes que recuperarlo y cuando lo tienes debes atacar. Esos dos momentos requieren un plan, un trabajo específico. Yo soy un entrenador que me enfoco en eso: trabajar cuando no tienes el balón y cuando lo tienes, intentar buscar los goles.

Habló de trabajo y de convencimiento. ¿Cómo fueron sus charlas con el grupo para aplicar sus ideas de juego?

Fueron diálogos y también mostrarles muchas imágenes. Nosotros grabamos todo: entrenamientos, partidos y se los mostramos a los futbolistas.

¿Este ejercicio de docencia es individual?

Es individual, también hacemos un trabajo por líneas de juego (defensas, volantes, delanteros) y, cuando se requiere, reunimos a todo el grupo y les mostramos las imágenes, hacemos correcciones, reforzamos las ideas.

Aprovechó el mercado de pases de mediados de año para traer más refuerzos. A gente como Carlos Cuero o Marco Mosquera los puso a jugar de inmediato...

Trajimos futbolistas que conocíamos y que sabíamos que podían darnos una mano, que podían ser útiles para el esquema. Había entrenado a Cuero y a Mosquera y pedí el aval de la dirigencia para traerlos. También vino An­tonhy Bedoya, de quien tenía buenas referencias, y también Víctor Figueroa, que se insertaron bien en el equipo.

Aucas tiene a cuatro jugadores campeones suda­mericanos y terceros en el mundo con la Sub 20 ¿Cuál es el plan con ellos?

Son jugadores del club, son patrimonio del equipo. Ellos vivieron una situación emocional hermosa y tiene que pasar un tiempo para entender todo lo que les sucedió. Ahora, deben competir por ganarse un puesto. Alvarado (Alexander), por ejemplo, estuvo un tiempo como suplente con nosotros. Mina (Richard) y Vallecilla (Gustavo) tuvieron unos minutos, igual. John Espinoza tuvo más oportunidades. Ellos son el futuro del equipo.

Da la impresión de que son jóvenes centrados. Alvarado dijo que entendió bien su suplencia, porque usted no lo conocía, no había trabajado con él cuando llegó.

Nosotros sabíamos quién era él y qué podía darnos. Pero estuvieron mucho tiempo fuera, no se habían ensamblado con nuestra estructura de equipo, pero lo han logrado rápido porque son muy buenos jugadores.

¿La regularidad de Macará, Independiente, Católica, Delfín, incluso de Barcelona... hace que los cupos para los ‘playoffs’ se reduzcan?

Era un escenario previsible: en la segunda etapa del torneo los equipos se reforzaron más, la competencia se tornó más cerrada. Mejoramos nosotros, pero también mejoró otro equipo como El Nacional, que antes de la paralización venía elevando el nivel y ahora con refuerzos se volvió más fuerte. Además, están los que están arriba, que han sido regulares. Están Liga... Emelec, por ahora, está afuera. La competencia es dura, pero le prometemos al hincha de Aucas que seremos protagonistas.

Biografía.  Gabriel Schürrer nació el 16 de agosto de 1971, en Rafaela, Santa Fe, Argentina.

Trayectoria. Fue defensor central como futbolista. Es entrenador desde el 2010. En Ecuador dirigió a tres equipos: D. Cuenca, Independiente del Valle y ahora Aucas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)