16 de septiembre de 2018 00:00

El deportista Óscar Patín es un marchista indígena olímpico

Óscar Patín durante sus prácticas en la pista Jefferson Pérez. Foto: Manurl Quizpe/ EL COMERCIO.

Óscar Patín durante sus prácticas en la pista Jefferson Pérez. Foto: Manurl Quizpe/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Manuel Quizhpe
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Óscar Patín Manobanda tendrá el honor de ser el primer marchista indígena en representar al Ecuador en los Juegos Olímpicos de la Juventud. El próximo 11 de octubre, en Buenos Aires, Argentina, hará historia al competir en la prueba de 5 000 metros.

El andarín de 17 años, oriundo de la comunidad de Las Cochas, perteneciente a Guaranda, empezó a sobresalir este año. En marzo pasado fue campeón sudamericano Sub 18 en Sucúa y allí clasificó al Mundial de Marcha que se realizó el 5 mayo en Taicang, China.

En Taicang terminó en el puesto 33 con un tiempo de 44 minutos y 20 segundos en la prueba de 10 kilómetros. Con ese registro se clasificó para su primera competencia olímpica en la capital argentina, en donde pretende ubicarse entre los 10 mejores de la prueba.

Según Diego Heredia, su entrenador, para la competencia en Buenos Aires no existen referencias de sus adversarios en la distancia de 5 000 metros.
“Hemos revisado que un marchista ruso y un salvadoreño tienen una marca de 21 minutos y nosotros estamos trabajando con ese rango”.

Sin embargo, evita cualquier especulación en cuanto a resultados. Lo que se planteó con su dirigido es ubicarse en el ‘Top Ten’ de la competencia. La mayoría de los inscritos, sobre todo de América, ha tenido poca participación en la prueba de 5 000 metros. “Todos compiten en 10 000 metros”.

Con la idea de aprovechar las facilidades que brinda el equipo de profesionales del Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento de Cuenca (CEAR), Patín está radicado en la capital azuaya desde junio pasado. Primero se quedó a vivir en la vivienda de su técnico y ahora se hospeda en una de las habitaciones del CEAR.

Heredia destaca que, con la ayuda de los fisioterapeutas y médicos del CEAR se pudo recuperar de una bursitis en la rodilla. Esa lesión le tenía preocupado al estratega cuencano. “Es un deportista indígena de familia pobre que no puede cubrir esos gastos en Guaranda y por eso vino a Cuenca”.

Los padres del seleccionado nacional: Tolibio Patín y Rosa Manosalba, se dedican a las labores agrícolas en la comunidad de Las Cochas. El anhelo del marchista es sobresalir para ayudar económicamente en el hogar. “Por falta de dinero mis otros dos hermanos no pueden practicar fútbol. Soy el único deportista en la casa”.

En julio pasado, el andarín guarandeño confirmó su supremacía al ganar la medalla de oro en el Sudamericano de Atletismo Sub 18 que se realizó en Cuenca. Allí, por primera vez, contó con el apoyo de sus padres y hermanas, quienes viajaron más de siete horas desde Guaranda y Quito.

Sus progenitores, quienes hablan kichwa, se mostraron sorprendidos al ver cómo su hijo era asediado por los periodistas luego de vencer a sus rivales de diferentes países. Mientras sus tres hermanas: Esthela, Marcia y Miriam, quienes laboran en Quito, no se cansaban de felicitarlo.

Esthela, la hermana mayor de Óscar, pidió apoyo de las autoridades deportivas para que el andarín pueda cumplir sus metas. “Mis padres se dedican a la agricultura y ganadería y no tienen dinero para darle una buena alimentación. Yo soy empleada doméstica y ayudo con lo que puedo económicamente. Todos han dicho que Óscar es un talento”.

Después de la recategorización que hizo la Secretaría del Deporte al Plan de Alto Rendimiento, el mejor marchista juvenil del país fue considerado entre los beneficiados. Él recibirá apoyo para ciertos certámenes internacionales.

Patín, en la actualidad, es líder del ranking sudamericano en la prueba de los 10 000 metros, con un tiempo de 44 minutos, 35 segundos y 22 centésimas, registrado en el Sudamericano de Cuenca. El ecuatoriano Josué López y el peruano Kevin Cahuana ocupan la segunda y tercera casillas, con 46:11.43 y 46:48.7, en ese orden.

Con el propósito de seguir mejorando su técnica, el representante de la provincia de Bolívar se entrena todos los días, a doble jornada en la pista sintética del estadio Jefferson Pérez. Allí coincide con la preparación que realizan andarines experimentados como Andrés Chocho y Daniel Pintado, así como Paola Pérez, Johana Ordóñez, entre otros.

Patín es un joven humilde, respetuoso, responsable, perseverante en sus tareas, quien sueña con ser campeón mundial. Para cumplir ese anhelo se esfuerza todos los días, alejado de su familia y de sus amigos. “Extraño a mis padres y hermanos, pero quiero triunfar en la marcha”. Su principal referente es el doble medallista olímpico Jefferson Pérez.

Heredia contó que entrena a Patín sin recibir ninguna remuneración y que lo hace por un convencimiento personal. Incluso, con el propósito de ayudarlo, gestiona una beca para que Óscar pueda estudiar la carrera que quiera en la Universidad Católica de Cuenca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)