La policía impide la marcha del orgullo en Estambul
Precios, abastecimiento: ¿Cómo están los mercados de Quito?
Los hospitales de Cuenca en alerta por falta de oxígeno
Pérdidas económicas por manifestaciones en Ecuador a…
Universidades: Centros emiten comunicados sobre clas…
Seis muertos por desplome de palco de una plaza de t…
EN VIVO: Asamblea reinstala debate del pedido de des…
Manifestantes ingresaron a las instalaciones del ECU…

La barra del perro muerto prepara festejos para la celebración del Delfín

Jacinto Orión, presidente del barra del perro muerto del Delfín. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Jacinto Orión, presidente del barra del perro muerto del Delfín. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Jacinto Orión, presidente del barra del perro muerto del Delfín. Foto: David Paredes/ EL COMERCIO

Jacinto Orión, presidente del barra del perro muerto del Delfín, llega al complejo Los Geranios como si fuera su casa. Saluda con los directivos y se ubica cerca de los camerinos para esperar a los futbolistas y saludarlos.

Ya tiene sus 50 años y su edad le ha dado experiencia. Hace 15 años dejaron el ritual de llevar un can muerto para tirarlo en los graderíos.

Es un mito que se mataba perros. Nosotros los buscábamos muerto y lo dejábamos listo para los partidos. Era una cábala. Cuando el equipo perdía lo botábamos de los graderíos a un basurero que había detrás del estadio”, dice Orión.

Esta tradición no ha cambiado. Ya no hay animales muertos. Lo reemplazaron con un peluche grande que es usado como cábala.

Este miércoles 28 de junio, los 10 dirigentes de la hinchada y los 600 aficionados se reunirán para ver el Clásico del Astillero. Tienen preparado un festejo por si se concreta la clasificación a la Libertadores y a la final del torneo nacional.

Orión asegura que él fue uno de los que presionó para que el equipo no desaparezca. Lucharon con dirigentes manabitas.

“Llegó el economista José Delgado para hacerse cargo del club y desde entonces hay resultados. Después de todo lo que ha sufrido esta provincia uno siente que el equipo ha sido tocado por la mano de Dios”, aseguró.