Ciudadanía volvió a los parques después del paro nacional
Ciudadanos pugnan por un cilindro de gas en Quito
Personas fallecidas y heridas deja un tiroteo regist…
Marcha en Guayaquil para conmemorar el Orgullo Lgbtiq+
Afectaciones a negociantes del Centro Histórico y es…
Joven fue asesinada y sepultada por su pareja
Los mercados de Quito y Guayaquil están abastecidos …
Recién nacida abandonada en peña de Imbabura

Relatos de la historia

Por ahora no quiero hacer referencia a la participación directa del ciudadano americano Donald Trump en los acontecimientos bochornosos y peligrosos para la democracia representativa ocurridos en los Estados Unidos. Prefiero recordar a un personaje peligroso de la historia que gobernó al imperio romano auto proclamándose el mejor intérprete de todas las artes y auto alabándose como símbolo de Roma.

Su madre, Agripina la Menor, le facilitó mediante maniobras poco éticas e inmorales que Nerón sea proclamado Emperador del imperio romano en el año 54 DC. Ella participó intensamente en las decisiones imperiales de su hijo apoyada por sectores del Senado romano, a tal nivel, que su hijo intentó varias veces eliminarla para poder gobernar totalmente, hasta que lo logró. Una vez que esa influencia no existía pudo enloquecer a Roma con sus poses y dictámenes atroces.

Para demostrar que él era superior a Roma la mandó a quemar, dicen que, desde los balcones de su palacio, bailó y cantó mirando ese macabro escenario. Una vez que el fuego cesó culpó a sus enemigos los cristianos de ese ataque a la honra romana y ordenó a sus incondicionales su persecución y su muerte.