EE.UU. suaviza las sanciones contra Venezuela para l…
Protesta para exigir justicia por dos jóvenes atrope…
El cadáver de una ballena jorobada fue sepultado en …
Ecuador recibirá USD 36,8 millones para promover el …
Los emprendimientos de Riobamba aprovechan las oport…
El retorno a la jornada laboral presencial desde el …
Médicos bolivianos van a paro por salarios impagos y…
Empresarios creen que retorno al trabajo presencial …

Pobreza y pandemia

Ha transcurrido un poco más de un año desde que apareció esta pandemia del covid- 19, situación que ha hecho que varios países del mundo soporten situaciones sociales y económicas muy difíciles. En el caso del Ecuador, un encierro, que ha hecho que las actividades económicas se vean afectadas, pues algunos negocios importantes han quebrado, un ejemplo: hoteles importantes del país se han visto obligados a cerrar sus puertas, lo que trae consigo el desempleo y la pobreza no solamente de empleado sino de su familia, igual sucede con negocios medianos y pequeños. De esta manera, la actividad informal ha crecido, y es lógico, pues, la gente necesita trabajar para producir y satisfacer de esta manera sus necesidades más elementales.


Consecuencia de lo anotado, la pobreza, por la falta de recursos económicos, ha crecido y se ha convertido en el más grave problema que deberá solucionar, de manera urgente, el próximo gobierno, pero para eso es fundamental tomar medidas serias de austeridad, si se quiere recuperar en parte la economía del país.


Fundamental resulta el que la población se vacune contra este virus, especialmente a aquella población económicamente activa, que es la que produce a través de sus labores; aquella que sale diariamente a producir y que arriesga su salud, corriendo el riesgo de contagiarse y contagiar, por lo que es prioritario vacunar a este sector de la población. Ojalá el próximo gobierno entienda esta problemática y la prioridad que tiene el país de producir más, de trabajar y que esta población joven es la encargada de reactivar económicamente al país. Somos un país pequeño de apenas 17 millones de habitantes, lamentablemente nos falta entender perfectamente lo que significa planificar.

Supongo que el próximo gobierno ya debe tener sitios para proceder a vacunar, por sectores barriales, vacunar a todos, esto quiere decir de todas las edades; el presidente entrante debe nombrar en su gobierno a gente comprometida con las necesidades del país, a gente con experiencia en resolver problemas en tiempo de crisis, no que tenga una serie de títulos, no se equivoque, necesitamos gente con gran experiencia, que si existe en el país. ¡Suerte señor Lasso!, si hace las cosas de manera planificada, el país lo agradecerá, caso contrarío, se encargara de juzgarle, no hay tiempo para el fracaso, la improvisación ni la equivocación.