10 de febrero de 2019 00:00

Mis penas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 14
Gustavo Ramos Mancheno

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mis penas por la Iglesia Católica, de mis ojos brotan gruesas, como de las velas de los templos, lágrimas que derriten al alma. Mis penas son hondas y dolientes, consumen la paz y roban el sueño; son cual espinas clavadas en la frente que hacen sangrar fuerte. Mis penas tienen hoy mucho fundamento, porque espeluzna y espanta a la razón y al sentimiento, los lamentables casos de sacerdotes a quienes por un instante o tiempo se les mete el diablo para sedarlos y manejar sus impulsos.


Mis penas en lágrimas expresadas, sean semillas y ofrenda que a Dios lleguen para renovar su Iglesia. Mis penas dolientes sean esperanza y alivio mientras evidenciar se pueda que autoridades de la Iglesia y de religiosas órdenes se paren firmes ante lamentables y escandalosos casos. Mis penas sean cual oración sufriente, que por la dolorosa vía hasta el Calvario suban, a implorar a Dios purifique su Iglesia. Mis penas sean semilla y ofrenda; esperanza y alivio en la tempestad y tormenta; luz y calma sobre el mar agitado en que la barca de la Iglesia Católica hoy navega. Mis penas son las mismas que las de millones de fieles, que a Jesucristo de rodillas imploramos detenga la tormenta; proteja y sane los corazones de sus siervos que firmemente en Él creemos y esperamos, para tener siempre “sacerdotes santos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)